Resumen Boca Juniors VAVEL: Federico Carrizo

El 'Pachi' regresó de México encendido y, a fuerza de buenas actuaciones, se ganó un lugar en el conjunto titular. El tridente Pavón, Tevez, Carrizo se afianzó bajo la era Barros Schelotto.

Resumen Boca Juniors VAVEL: Federico Carrizo
'Pachi' fue un jugador clave para el 'Xeneize'. Foto: Youtube.

Tras seis meses en el fútbol mexicano, Federico Carrizo regresó a la Argentina, a causa de que el Cruz Azul no hizo uso de la opción de compra. En la Márquina cementera solo disputó ocho partidos, cuatro como titular. El tiempo le demostró al conjunto azteca que se equivocó en dejar ir al volante.

El Pachi, como lo conocen a Carrizo, regresó a Boca y fue el mejor refuerzo de la zona de ataque. Ni siquiera el mediático Daniel Osvaldo pudo tapar el fantástico nivel del ex Rosario Central. Pícaro y atrevido, el mediocampista, que se desempeña como un extremo por la banda izquierda, se convirtió en uno de los importantes laderos de Carlos Tevez.

"¿Cómo no voy a pelear para ganarme un lugar en Boca", había expresado en enero el Pachi, cuando decidió no regresar a Rosario Central y quedarse en Boca para luchar por un puesto. Y vaya si lo logró...

El volante fue importante en el camino del Xeneize para afianzarse en la Copa Libertadores. Más que un regreso fue un refuerzo. Uno de los jugadores que se afirmó con la llegada de Guillermo Barros Schelotto. Encarador y de buena gambeta, Carrizo formó parte de los habituales titulares, de esos que irán en busca de la clasificación a la próxima fase, una vez finalizada la Copa América.

Aunque en los últimos partidos se lo vio más apagado de lo habitual, el Pachi retornó a Boca por la gloria y confiado de que puede triunfar allí. Carrizo fue pieza fundamental para traerse un punto clave de La Paz, en el empate 1-1 ante Bolívar, y en el último encuentro ante Nacional, cuando convirtió el penal clave con el que su equipo se clasificó a las semifinales de la Copa Libertadores.

El ex Rosario Central fue clave en el rendimiento del equipo y en la generación de situaciones ofensivas. Con confianza y sin achicarse, este mediocampista se ganó el apoyo de los hinchas con grandes actuaciones y goles importantes.

Carrizo es un fiel reflejo de su actual DT en sus viejas épocas como jugador: encarador, desfachatado, profundo y decisivo. Un jugador que Boca, en todas sus magnitudes, debe saber apreciar.

Golazo de Carrizo al Bolívar