Debate VAVEL: el torneo de Boca Juniors

El 'Xeneize' tuvo un torneo irregular, en el que rápidamente quedó afuera de la pelea. En ese momento, Boca tuvo qué decidir si seguía apuntando a ambos frentes o solo a uno y, pues claro, la séptima Libertadores es la gran obsesión de los hinchas.

Debate VAVEL: el torneo de Boca Juniors
El torneo de Boca, no fue de lo mejor, pero sigue vivo en la Copa. Foto: Clarín.

La ilusión era grande. Boca Juniors venía de ganar el Torneo Julio Humberto Grondona y la Copa Argentina, y dejaba entrever que, con los refuerzos que trajo, se podía seguir apuntando a conseguir títulos. Sin embargo, tras un verano muy dudoso y la derrota, con goleada incluída, ante San Lorenzo por la Supercopa Argentina, reaparecieron los fantasmas en el Mundo Boca. Rodolfo Arruabarrena comenzó a ser criticado a meses de haber logrado campeonar con un equipo que hacía cuatro años no lograba hacerlo.

El comienzo del torneo quedó solo en promesas. El equipo esfumó rápidamente la ilusión de los hinchas de revalidar el título. Para colmo, la clasificación a la siguiente fase de la Copa Libertadores tambaleaba y los dirigentes decidieron hacer un cambio de mando. El Vasco Arruabarrena le dejó su lugar a Guillermo Barros Schelotto, quien con mano dura y mucha decisión comenzó a cambiar las cosas.

Fuera del torneo tras el partido con Lanús, que saldría campeón, Guillermo decidió utilizar un equipo alternativo en el torneo y a los titulares en la Copa. La jugada le salió bien al nuevo técnico xeneize, Boca sigue con vida en la Libertadores, mientras que en el torneo pudo darle rodaje a aquellos jugadores que no venían jugando.

Yanina Ramos (@ydramos): "Decisiones en el punto justo"

Boca no hizo pie en el torneo y tomó la decisión de ir por la Copa Libertadores en el momento justo. Guillermo supo calmar las aguas y enderezar, nuevamente, el rumbo hacía la gran obsesión del hincha, que ya se había decepcionado por la goleada que recibió el conjunto de la Ribera por parte de San Lorenzo y el flojo comienzo del torneo. Sin embargo, el Xeneize exige siempre. Será luego del parate por la Copa América, cuando se vea al verdadero equipo del Mellizo, con sus refuerzos y su estilo. De todas formas, hay que valorar lo hecho por el Vasco y respetarlo como el ídolo que en realidad es, pero los ciclos concluyen y el cambio de mando era necesario.

Agostina Carlesso (@AgosCarlesso): "El Boca de las dos caras"

El semestre de Boca puede dividirse en dos partes. Por un lado, el del torneo local, en el que no tuvo su mejor versión y se quedó sin chances de pelearlo en mitad de torneo, cuando cayó frente al luego campeón Lanús. Por otro lado, el de la Copa Libertadores, el gran objetivo del conjunto xeneize, donde debía limpiar su imagen tras la eliminación del campeonato anterior y en el que aún se mantiene con vida.

Alejandro Potenza (@PotenzaAle): "Con la cabeza en otra parte"

Con el extenso plantel que tiene Boca, se podía prever que el equipo iba luchar por el torneo local y la Copa Libertadores, dado que el recambio de jugadores del Xeneize es superior al de muchos clubes del fútbol argentino. Pero, tras el flojo comienzo con Rodolfo Arruabarrena como entrenador, la balanza se fue inclinando lentamente hacia el plano internacional. Luego de la derrota ante Lanús en la octava fecha, Guillermo Barros Schelotto (reemplazó al Vasco) jugó sus últimas fichas ante Atlético de Rafaela. Y ganó. Pero la doble competición se hizo insostenible y, con suplentes, Boca tan solo ganó uno de sus últimos 7 encuentros a nivel local. Al final, resultó ser un torneo flojo, comparable a la escasa producción goleadora del equipo, que tan solo vulneró al rival en 15 oportunidades. Un certamen para dejar en el olvido.

Huaman Sosa (@HuamAndRoll): "A todo o nada" 

A Boca le quedan unos pocos partidos de Copa Libertadores para intentar salvar un semestre pobre. Luego de ser campeón del torneo local, el equipo xeneize se quedó sin su entrenador, Rodolfo Arruabarrena, para que asuman los Mellizos Guillermo y Gustavo Barros Schelotto. Poco después, se quedó también (y de forma prematura) sin chances en el torneo local. Con una definición por penales sufrida ante Nacional de Uruguay, le quedan las semifinales de la Copa para intentar salvar un semestre donde ni los resultados, ni el juego fueron los esperados.

Valentín Salerno: "De menor a mayor"

Boca empezó de manera oficial empatando con Temperley en la primera fecha. El equipo no convencía, no estaba claro a que jugaba. La derrota ante San Lorenzo por la Supercopa prácticamente selló la salida de Rodolfo Arruabarrena.

Llegó Guillermo Barros Schelotto para poner orden en un plantel en el que las cabezas querían sobresalir. Con trabajo e imposición el Mellizo se hizo respetar e implantó una forma de juego que llevó a Boca a la semifinal de la Copa Libertadores de América.

+Resumen VAVEL Torneo de Transición 2016: Boca Juniors

+Resumen Boca Juniors VAVEL: un torneo de Transición

+Resumen Boca Juniors VAVEL: De Arruabarrena a Barros Schelotto