Entrenamiento matutino

Boca Juniors trabajó esta mañana con varias ausencias a la hora de hacer fútbol. Carlos Tévez y Daniel Díaz trabajaron en el gimnasio.

Entrenamiento matutino
Foto: Ole

La cabeza de Boca Juniors ya está puesta en el partido que disputará en Quito el próximo 7 de julio, ante Independiente del Valle, por el partido de ida de la Copa Libertadores de América. El martes por la mañana, el equipo trabajó en el predio de AFA y realizó diferentes tareas. Gino Peruzzi y Leonardo Jara, quienes no trabajaron el lunes con el resto de sus compañeros, hicieron pasadas de velocidad antes de que sus compañeros hicieran fútbol en el campo de juego.

Cuando llegó la hora de hacer un picado, varios jugadores estuvieron ausentes. Carlos Tévez y el Cata Díaz fueron dos de los que se quedaron haciendo actividades en el gimnasio. El lunes hubo un gran trabajo físico, muy exigente, por lo que hoy por la mañana el entrenamiento fue más liviano. Estos dos jugadores estarán a la par de sus compañeros cuando el equipo regrese a las actividades hoy por la tarde.   

Cuando se juega en un país como Ecuador, la altura siempre es un factor que juega en contra. Para contrarrestar esto hay alternativas, tomar mucho líquido, viajar a la ciudad donde se disputará el encuentro horas antes o tomar la famosa "pastilla azul", más conocida como viagra. Darío Bendetto, reciente adquisición de Boca, tiene experiencia en estos partidos, ya que viene de jugar en México, lugar donde la altura se siente y mucho.

Si tener experiencia en este tipo de terrenos fuera trascendental, entonces el delantero ya puede ir haciéndose a la idea de que estará presente el día del partido ante Independiente del Valle.   

Para el cuerpo técnico es algo importante esto, ya que en el encuentro que Boca jugó ante el Bolívar, entre los once estuvo Federico Carrizo, quien estuvo en el Cruz Azul de México también. Cristián Pavón, por su parte, necesita un reemplazo, y esto da más lugar a la idea de juntar al Pipa y a Tévez arriba.