La agenda que se le viene a Boca

Con una dura pretemporada a cuestas, al plantel xeneize le queda ponerse a punto desde lo futbolístico. Para ello jugará un amistoso ante Olimpia y la Copa Argentina asoman en la previa a la Copa Libertadores.

La agenda que se le viene a Boca
Boca tendrá algunos encuentros previo a disputar las semifinales de la Copa Libertadores. Foto: Infobae

Los trabajos en la semana vienen cargados para Boca. A excepción de hoy que solo hubo práctica matutina, el entrenamiento en triple turno es una constante para el plantel dirigido por Guillermo Barros Schelotto. El entrenador quiere tener a todos sus jugadores a punto para lo que se viene, que son el debut por la Copa Argentina y las semifinales de la Copa Libertadores de América. Para ello, los futbolistas son exigidos todos los días, junto al preparador físico Javier Valdecantos, quien preparó una dura pretemporada para llegar de la mejor forma a las instancias decisivas.

Desde lo físico, los jugadores del Xeneize llegarán en óptimas condiciones. Si bien los trabajos que realizan a diario son duros, desde el cuerpo técnico toman en cuenta  el esfuerzo de cada futbolistas y les reducen las cargas de entrenamientos en caso de ser necesario. Además, también trabajan con un GPS que les permite saber con mayor precisión sobre el rendimiento de un jugador.

Los entrenamientos de pretemporada se están llevando a cabo en el predio de la AFA, ubicado en Ezeiza. Luego, el lunes 20 trasladarán los trabajos al Complejo Pedro Pompilio y el jueves 23 habrá un amistoso para ir tomando ritmo de competencia nuevamente. El rival será Olimpia de Paraguay y el cotejo se disputará a las 21, en el estadio Padre Martearena de Salta.

De no confirmarse otro compromiso, el siguiente encuentro ya será oficial, correspondiente a los 32avos de final de la Copa Argentina. Para aquella instancia, Boca deberá enfrentar a Güemes de Santiago del Estero el miércoles 29 de junio, en el estadio Bicentenario de San Juan. Seguramente, el Mellizo pondrá a todos los titulares pensando en darle rodaje a sus jugadores y en no descuidar una competición que clasifica a la Libertadores 2017 (Boca aún no está clasificado).

Lo más importante para el mundo xeneize llegará en julio, con las semifinales de la Libertadores en marcha. El 7 de ese mes llegará el primer enfrentamiento ante Independiente del Valle, en la altura de Ecuador. Una semana después, el encuentro de vuelta en la Bombonera.

La obsesión por la Libertadores es conocida en los clubes de Argentina y es allí donde apuntan todos los cañones del Xeneize. La ilusión por conseguir la séptima corona está en marcha. Es el objetivo principal y cada vez está más al alcance de la mano.