Temas del momento:
Connect with facebook

Boca se copa

Después de ganarle con autoridad por 4 a 0 a Atlético Güemes, Boca espera por el ganador de Nueva Chicago vs. Santamarina para saber su rival de 16avos. En esta nota, analizamos los posibles cruces del Xeneize si llega a seguir avanzando en la Copa Argentina.

Boca se copa
Los jugadores de Boca recibiendo el cheque de $459.000. Foto: Copa Argentina

El vigente campeón de la pasada edición de la Copa Argentina se estrenó con una goleada ante el humildísimo equipo santiagueño. Ahora, el Xeneize seguirá pendiente de esta competición que todos los clubes quieren ganar ya que clasifica automáticamente a la Copa Libertadores. Sin dudas, el formato de la Copa Argentina es único ya que enfrenta clubes gigantes con humildes, y eso es lo que la hace distinta de otras competencias. No distingue categorías y hasta se puede dar que un equipo que milite en Primera D le gane a uno de Primera División. 

Los posibles rivales:

Del ganador de Nueva Chicago - Santamarina de Tandil saldrá el rival de Boca para los 16avos. De ganar este partido, Boca podría enfrentar directamente al último campeón del fútbol argentino, Lanús. Claro está que el Granate debe hacer lo suyo y ganar las dos primeras fases de esta edición. Otros posibles cruces serían ante Rosario Central, Newell's, Deportivo Morón entre otros. Estos últimos se darían en cuartos de final. Del otro lado de la misma llave del conjunto de Guillermo, se encuentran Independiente y Huracán, por ejemplo. Es decir que si el Xeneize sigue avanzando y los demás también hacen lo suyo, se podrían dar grandes partidos en esta edición de la Copa Argentina.

Mientras tanto, River, San Lorenzo, Racing Club y otros clubes importantes se encuentran en la llave opuesta a la de Boca. Es por eso que Boca y River, solo se podrán ver las caras en la final. Lo mismo pasa con el Cuervo o la Academia

La Copa Argentina 2016 viene prometiendo y mucho por los grandes duelos que se pueden llegar a dar, así que será una edición que mantenga en vilo a equipos grandes que sueñan con asegurarse un lugar en la Copa Libertadores del año próximo y a equipos chicos que quieren dar el batacazo y llegar al sueño dorado de participar en la máxima competencia del continente.