Se busca renovación

Los Mellizos se reunieron con Angelici y, tras la dolorosa eliminación en la Copa Libertadores, exigieron refuerzos, pero también presentaron una lista de prescindibles. Se vienen cambios profundos en Boca.

Se busca renovación
Boca desilusionó en la Libertadores y se esperan recambios | Foto: Olé

La eliminación en la Copa Libertadores a manos de Independiente del Valle, luego de estar 1-0 arriba tanto en la ida como en la vuelta, fue un cachetazo duro de asimilar para Boca Juniors, que había apuntado todo al certamen internacional. 

El cuerpo técnico, integrado por los mellizos Guillermo y Gustavo Barros Schelotto, se posicionó en el ojo de la tormenta luego de la caída por 3-2 en la Bombonera que significó el fin del sueño copero, pero, junto a ellos, las críticas fueron a varios jugadores, algunos que se presume podrían abandonar el club. 

Uno de ellos es Carlos Tévez, pero en las últimas horas se descartó el rumor y continuaría, al menos, hasta fin de año. Otros nombres que se barajan para dejar el plantel, por lo alto de sus sueldos, son los del Cata Daniel Díaz y Agustín Orion. Sin embargo, por el momento, hasta que no lleguen caras nuevas (Guillermo pidió a Agustín Marchesín y Diego Polenta, pero sus llegadas son complicadas) no se irían, siendo dos referentes del plantel.

Además de estos tres experimentados, los técnicos abrieron las puertas a la salida de varios jugadores de menos renombre, como Guillermo Sara, Nicolás Colazo, Marcelo Meli, Rodrigo Bentancur, Sebastián Palacios y Andrés Chávez. Sara mantiene las mismas condiciones que Orion, ya que, de no llegar Marchesín, no abandonaría el conjunto xeneize. 

Por otra parte, la única salida ya confirmada es la de Nicolás Lodeiro. El uruguayo será parte del Seattle Sounders de la MLS, conjunto al que llegará a cambio de unos seis millones de dólares; por su compatriota Bentancur, hay una oferta de un grupo empresario que la dirigencia evaluará. Cabe recordar que el mercado de pases pasado el Real Madrid ofreció unos 15 millones de euros, pero el volante decidió continuar en el equipo argentino.

Conscientes de la importante cantidad de dinero que se perdió Boca por no acceder a la final de la copa (en total, unos cinco millones de dólares), las puertas del club están abiertas a toda venta y, según las mismas palabras de Guillermo, ningún jugador es imprescindible.