Adiós, capitán

Daniel Díaz finalizó su segunda etapa en Boca, que no fue tan buena como la primera. Continuará su carrera en el Getafe,  también será su segunda etapa en el club español.

Adiós, capitán
Continua su carrera en el Getafe. Foto: Diario Uno

Daniel Díaz, se desvinculo del club Xeneize y continuará su carrera en España, vistiendo nuevamente la camiseta del Getafe. El defensor no se va en buenos términos, debido a que Guillermo Barros Schelotto, luego de la eliminación en la semifinal de la Copa Libertadores frente a Independiente del Valle, decidiera tomar algunas medidas, y entre ellas fue la decisión de sacarle la capitanía y la titularidad al Cata.

El defensor tuvo dos etapas en Boca, la primera fue de 2005 a 2007, donde consiguió: el Apertura de 2005, la Recopa Sudamericana de 2005 y 2006, Copa Sudamericana 2006, el Clausura 2006 y la Copa Libertadores en el 2007. Luego emigró hacia el Getafe, donde se consolidó bien y fue fundamental en la defensa.

Su segunda etapa en Boca comenzaba el 19 de julio de 2013, cuando fue presentado como uno de los refuerzos del Xeneize, en este ciclo no le fue tan bien como el anterior, tan sólo se consagro campeón del Torneo de Primera División 2015 y tres días después consiguieron la Copa Argentina, rompiendo la racha de 4 años sin lograr un título.

Foto: Télam.
Foto: Télam.

La polémica con el Cata comenzaba en la pretemporada de verano en Mar del Plata, al ser expulsado en el partido amistoso frente a River, salió a la luz un video del presidente, Daniel Angelici, enfurecido con el jugador y diciendo: “Te renové el contrato con la edad que tenés, sos el capitán, pero el capitán tiene que ser Carlitos”.

En la fecha 28 del Torneo de Primera División frente a Racing también vio la roja en forma directa, por una mano dentro del área, en esta oportunidad, el que salió enojado a declarar fue Carlos Tevéz: “Estoy con bronca porque no aprendemos. Pero no porque perdimos sino porque no crecemos. No podemos quedarnos con nueve, a la cancha entramos once y salimos once".

Con Rodolfo Arruabarrena no había discusión sobre su titularidad, mucho menos la capitanía. Pero con la llegada del Mellizo cambió todo en Boca,  la eliminación de la Copa fue la gota que rebalsó el vaso del director técnico y comenzó a hacer algunas modificaciones, le comunicó al defensor que no lo iba a tener en cuenta y que le sacaba la cinta de capitán, entonces tomó la decisión de abandonar el club. Antes de irse, salió al aire en la Radio Continental y manifestó: “Me hubiese gustado seguir. Estoy dolido por dejar el club de esta manera, parece que soy el único culpable. Si al técnico no le gusto más, tendrá sus razones. No puedo hacer nada contra eso. Guillermo me dejó entrever que tenía que tomar una salida”.