Carlos Tévez: "Fue un golpe duro, como jugador y como hincha"

La figura Xeneize se expresó en Radio La Red sobre su momento personal tras la eliminación de la Libertadores. También respondió a las críticas de ex jugadores.

Carlos Tévez: "Fue un golpe duro, como jugador y como hincha"
El diez Xeneize habló de todo. Foto: Minuto Ya

Carlos Tévez dialogó con Alejandro Fantino en Radio La Red y, como es costumbre, dejó varios títulos importantes. No sólo habló del mal momento que vive Boca Juniors tras decirle adiós a la ilusión de ganar la Libertadores, sino que opinó de las críticas recibidas por ex jugadores. El futbolista dio a conocer los motivos de sus días de licencia y conversó también sobre la selección argentina.

Refiriéndose a la eliminación de la Copa Libertadores y su desempeño en las semifinales, el delantero confesó: “Fue un golpe duro, como jugador y como hincha. Hice una autocrítica fuerte, no fue necesario escuchar a la gente o al periodismo para darme cuenta que jugué mal”. Además, comentó que presentía que algo malo podía pasar ya que veía a sus compañeros alterados e imprecisos en las prácticas previas al partido. “Nos tenemos que hacer responsables todos, no sólo uno o dos”, agregó.

Mucho se habló en estos días sobre el penal que no ejecutó ante Independiente del Valle y que finalmente fue desperdiciado por Nicolás Lodeiro. Al respecto, el Apache fue contundente y expresó: “¿Cómo no voy a querer patear un penal? ¿Por qué no se preguntaron lo mismo en la final de la Copa Argentina contra Rosario Central?”. Luego certificó: “El encargado soy yo, pero si Lodeiro me lo pide no me voy a pelear por patearlo”.

Con respecto al liderazgo de los referentes, el ahora capitán xeneize confió que en el vestuario hablaban tanto él como Agustín Orión y Daniel Díaz. “Cuando llegué no me cambiaba nada llevar la cinta. No me parecía justo pedírsela al Cata”, ultimó.

El futuro del ex hombre de Juventus era incierto después de la derrota de Boca en el certamen continental. Se especuló con un posible regreso a Europa o incluso retirarse de la disciplina. A esto, Carlitos respondió: “Al día siguiente del partido me llamó Antonio Conte para que vaya al Chelsea. Me dijo que me necesitaba para salir campeón”. También dijo que no quería irse de esa manera y que se quedó a pelearla por la gente. “Uno está para ayudar y cuando vea que ya no pueda hacerlo daré un paso al costado. No me quedaría sabiendo que le hago mal al club”, añadió. Otro destino comentado fue el exótico fútbol chino, aunque el futbolista fue claro diciendo que “antes de jugar en China, me retiro y me dedico al golf”.

La licencia tomada por el jugador hace algunos días fue quizás el tema principal en los medios deportivos. El trasfondo de la situación generó mucha incertidumbre, así que el propio Tévez se animó a aclararlo: “Le dije a Guillermo (Barros Schelotto) que necesitaba dos días para volver a acomodarme. Él me dijo que era el momento de estar todos unidos, yo lo entendí pero le confesé que no estaba bien y así no le servía al grupo. Lo pensó, lo entendió y me dio el permiso”.

En referencia a su relación con el actual entrenador, sostuvo: “Dicen que estamos peleados. Los dos somos ídolos y tenemos mucho que perder, así que tenemos que estar más unidos que nunca”. Cerró el tema diciendo: “A Guillermo lo sigo viendo como un ídolo y me encanta que lo ovacionen en la Bombonera”.

La frustrada clasificación a la final de la Libertadores y la posterior licencia cedida al número '10' de Boca, produjeron que símbolos como Jorge Bermúdez y Óscar Córdoba hagan públicas sus críticas. Sin pelos en la lengua, el de Fuerte Apache dijo que “uno se cansa de que los ex jugadores tiren mierda”. Luego, contó que él no atacaría a un jugador de Boca ni aunque juegue mal y finalizó con la frase: “Las críticas vienen por intereses".

Y si hablamos de símbolos y opiniones, no podía estar ausente la palabra de Diego Armando Maradona, que hace varias jornadas manifestó haberse molestado con Tévez por no ejecutar el penal. Carlos confesó que “las críticas de Diego duelen mucho” y que “pensaba que saldría a bancarme, y no a pegarme como todos”.

Ídolos hipotéticos y reales

Dejando la seriedad de lado, Carlitos se animó a decir que, de los jugadores con los que jugó, Paul Pogba, Giorgio Chiellini, Paul Scholes y Andrea Pirlo serían ídolos de Boca. Por otra parte, sostuvo que Cristiano Ronaldo –a quien describió como muy buen pibe y muy buen profesional- portaría los mismos laureles pero en River Plate.

“Guillermo, (Martín) Palermo y (Juan Román) Riquelme están a otra escala”, sentenció, ahora de manera formal. Y, además, habló de su relación con Juan Román. “Con Riquelme no me llevo ni bien ni mal”, dijo. También aseguró que “es el ídolo máximo y tiene mucho para darle al club”.

Tévez y Riquelme en un entrenamiento de la selección argentina. Foto: Día a Día

Disconformidad con el trabajo en inferiores

Desde su vuelta a la institución de la Ribera, el Apache recomendó llevar a cabo varias modificaciones, como lo fueron el reacondicionamiento del gimnasio o el cuidado del césped, entre otras. Ésta vez, la opinión que brindó fue acerca de la mala formación en las divisiones inferiores xeneizes.

Se refirió a ello como una falta de organización desde juveniles a Primera, por lo cual los canteranos no reciben las herramientas necesarias para adaptarse de la mejor manera al primer equipo. “Boca no está bien, hay muchos intereses de por medio”, criticó. Después, añadió que “no surgen chicos de inferiores y se compran jugadores a ojo”.

Tras decir que lo que se necesita es gente que quiera al club y trabaje para el mismo, el capitán boquense confesó: “Me encantaría en un futuro ser presidente de Boca, pero para eso hay que prepararse”.

Selección Argentina

"Decirle que no a la selección es muy difícil. Siempre hay que dejarle una puerta abierta", dijo en una muestra de afecto hacia la camiseta celeste y blanca. Respecto al rumor sobre la posibilidad de que Carlos Bianchi sea el nuevo director técnico del combinado nacional, expresó que “debería ser considerado por todo lo que ha hecho".

Acerca de su relación con Lionel Messi, confió: “Jamás estuve tiroteado con él. La única vez que lo insulté le pedí disculpas al otro día y me dijo que estaba todo bien”. Asimismo, agregó que “Messi es el mejor” y que se sorprende día a día de lo que hace el futbolista del Barcelona.

El tema de los conflictos de la Asociación del Fútbol Argentino no se le escapó y apuntó a los dirigentes. “Veo a muchos tipos muy egoístas, hay muchos intereses de por medio”, concluyó.