Se quedó con el amistoso

Boca venció a San Lorenzo por 2-0 en La Plata y espera por el arranque de la temporada oficial. Los tantos fueron anotados por Federico Carrizo y Pablo Pérez.

Se quedó con el amistoso
Carrizo y Tévez se abrazan luego del primer gol. Foto: Télam

Boca se impuso por 2-0 a San Lorenzo en un amistoso jugado en el Estadio Ciudad de La Plata. El encuentro valió para ver algunas caras nuevas en ambos equipos en la previa del inicio del torneo de Primera División. Federico Carizzo y Pablo Pérez fueron los autores de los goles en la noche platense, que contó con las dos hinchadas presentes en las tribunas.

En el comienzo mostraron poca movilidad y se prestaron la pelota durante un largo rato. Recién a los 14 minutos llegó la primera aproximación y fue para San Lorenzo. Una buena combinación entre Mathías Corujo y Bautista Merlini terminó con un remate de éste último desviado por la defensa Xeneize.

La apertura del marcador llegó a los 23 cuando Carlos Tévez habilitó a Gino Peruzzi, que envió un pase al punto del penal para Federico Carrizo. El ex Rosario Central puso la pelota junto al palo derecho de Sebastián Torrico y aventajó al conjunto azul y oro.

A Tévez se lo notó cómodo jugando por detrás de Darío Benedetto, contando con un panorama más amplio de la subida de sus compañeros por las bandas. Su mejor socio fue Carrizo, con el que combinó en algunas oportunidades.

Ya sin Néstor Ortigoza -que se había retirado por una molestia a los 32- el Ciclón tuvo varios contraataques que no supo aprovechar. A falta de cinco minutos, Fernando Belluschi presionó la salida de Pablo Pérez y recuperó el esférico en tres cuartos de cancha. Sin embago, su remate se fue apenas por el costado del arco custodiado por Guillermo Sara.

Jorge Baliño decretó el final de una primera mitad en la que el buen juego no se hizo presente, quizás por la falta de actividad de ambos planteles.

La segunda etapa empezó con una nueva chance para el autor del gol, que esta vez con un zurdazo al primer palo no pudo vencer al portero rival. Los problemas en la franja derecha siguieron para los azulgranas cuando quien reemplazó a Pachi fue Cristian Pavón.

A los 67, el cordobés pudo liquidar el cotejo de contra, pero pateó incómodo y sin puntería. Más tarde, tiró un centro al área chica que Fernando Zuqui no pudo conectar.

En un complemento en el que prevaleció el roce, los dirigidos por Diego Aguirre pudieron haber empatado de pelota parada. De un córner llegó un cabezazo de Matías Caruzzo que pasó raspando el palo izquierdo de Sara. De aquí al final fue todo de los de Guillermo Barros Schelotto.

El ingresado Jonathan Silva probó desde lejos y casi convierte. El que sí pudo de media distancia fue Pablo Pérez, que venció a Torrico y puso el 2-0 a falta de diez minutos. El propio arquero le ahogó el grito de gol a Pavón en tiempo cumplido y evitó así una derrota más abultada.

Si bien no fue un encuentro muy atractivo, sirvió como preparación para los 16avos de final de la Copa Argentina ante Santamarina de Taldil y el inicio del campeonato 2016-17 (en la fecha 2) contra Belgrano