Guillermo Barros Schelotto: el reconstructor

El entrenador de Boca Juniors debió acomodar piezas, traer refuerzos por líneas, modificar el dibujo táctico y otros cambios, luego de la eliminación por la Copa Libertadores. Nuevas variantes para obtener otro objetivo: la Copa Argentina.

Guillermo Barros Schelotto: el reconstructor
Guillermo apostó a un cambio táctico y un cambio de capitán|Foto: TyC Sports

Volver a empezar. Una dura eliminación en la Copa Libertadores dejó a los hermanos Barros Schelotto y sus dirigidos sin ilusiones para el primer semestre. El golpe de timón debió darse de golpe. Guillermo comenzó a darle otro camino al equipo para lo que debe afrontar. La Copa Argentina es el único motivo por el cual, Boca Juniors puede ingresar a la próxima edición de la Copa Libertadores.

Equipo diferente. La partida de algunos referentes como Agustín Orión y Daniel Díaz, se observarán con claridad en el comienzo del nuevo armado xeneize. Sin embargo, así como las partidas pueden causar consecuencias, los numerosos refuerzos pueden dar una estructura más afianzada.

Un esquema nuevo apareció en el barrio de La Boca y en la mente de los mellizos. Del conocido 4-3-3 utilizado en la Copa Libertadores, el número se ha modificado a un 4-2-3-1. Cambio de capitanía. El jugador nacido en Fuerte Apache será quien porte la cinta de mando. Además, Guillermo utilizará a Carlos Tevez en la posición donde mejor se desempeña, detrás del famoso nueve de área, en el cual se pudo ver algunos movimientos en el amistoso ante San Lorenzo.

En la mitad de cancha, el doble 5 será otra modificación visible en el esquema Schelotto. Más adelante, acompañando a Tévez, seguramente por los costados aparecerán futbolistas acoplados a una polifuncionalidad. Ej: Cristian Pavón, jugador que se lo vio jugar por el sector derecho, también puede hacerlo desde el otro lado.

Los refuerzos que han llegado recientemente dejan algunas puertas sin cerrar en el “once ideal” del mellizo. Por ejemplo, Sebastián Pérez y Nazareno Solís podrían reemplazar a jugadores afianzados en el esquema inicial de Guillermo. Pero solamente los nombres se reemplazarían, el dibujo táctico no se modifica. En caso de que no se produzcan cambios abismales, el once ideal para el ex DT de Lanús sería: Guillermo Sara; Gino Peruzzi, Santiago Vergini, Juan Manuel Insaurralde, Frank Fabra; Rodrigo Bentancur, Pablo Pérez, Cristian Pavón, Carlos Tévez, Ricardo Centurión: y Darío Benedetto.

¿Una revolución? ¿Un recambio? Hay muchas preguntas y las respuestas aparecen con el paso del tiempo, lo que es concreto, es que la mano del Mellizo se está viendo cada vez más en el mundo Boca.