Un Boca apagado debutó con una derrota

El conjunto dirigido por Guillermo Barros Schelotto cayó frente a Lanús por 1-0, partido correspondiente a la 1° fecha del torneo de Primera División. Mal comienzo para el Xeneize que apunta al campeonato y a la Copa Argentina.

Un Boca apagado debutó con una derrota
Boca deberá revertir la imagen reflejada en el último encuentro. Foto: La Nación.

Comienza un nuevo campeonato, se renuevan las esperanzas, el objetivo principal es la clasificación a la Copa Libertadores 2017. Muchas fueron las variantes que se emplearon en este nuevo Boca, algunos jugadores dejaron el club (referentes como Agustín Orion y Daniel Díaz) y otros llegaron para reforzar el plantel del Mellizo.

En este nuevo inicio, el resultado no fue el esperado. En un duelo de alto impacto, fue el último campeón quien se quedó con el encuentro. Lautaro Acosta marcó el único tanto del partido con el que Lanús derrotó a Boca.

El cotejo se presentó parejo en todas las líneas pero con pocas llegadas, los minutos iban avanzando y el resultado permanecía en silencio. Luego de una infracción en el borde del área, causada por Vergini sobre Acosta, el árbitro no dudo en cobrar la pena máxima. La ejecución no fue exacta por lo que el remate del debutante Brian Montenegro salió desviado y se mantenía la igualdad.

Finalmente, en el segundo tiempo, luego de un mal cierre de Insaurralde que generó el desborde del atacante de Lanús, llegó la apertura del marcador. Fue Lautaro Acosta el encargado de anotar el 1-0, quien posterior al gol dijo “me desgarré…” y tuvo que salir reemplazado.

Ahora bien, analizando el encuentro de los dirigidos por el Mellizo, fue posible apreciar que el mediocampo sigue sin aparecer, el reciente doble 5 conformado por Pérez y Bentancur no logra cumplir con lo esperado por el técnico. Frente a Lanús no cumplieron con su cometido, fue escaso el juego ofensivo ofrecido por ambos y al momento de quitar el balón tampoco pudieron imponerse. El medio de Boca careció de eficacia y de presencia.

En cuanto a la defensa, el más firme fue Vergini (aunque cometió un dudoso penal) y fueron buenas las proyecciones de Peruzzi como también su marcaje.

Los minutos transcurrieron y el Boca del Mellizo continuó sin aparecer, el cambio de esquema fue una de las modificaciones más predominantes en este último tiempo. La importancia y jerarquía de Carlos Tevez influyó notablemente en esta decisión. Pero lo que se comienza a cuestionar es si el problema de raíz son las posiciones de los jugadores o el nivel de los mismos. El ídolo Xeneize no encuentra su plenitud por lo que, aunque el esquema varíe, difícil es que los resultados puedan apreciarse.

Nadie esperaba arrancar con una derrota por lo que el golpe es duro, ahora surge el parate por Eliminatorias y en la cabeza de Guillermo Barros Schelotto claramente estará revertir lo más rápido posible esta situación. Como bien se mencionó en un principio, el objetivo primordial será la clasificación a la próxima edición de la Copa Libertadores. El próximo encuentro será nada menos que frente a Lanús por Copa Argentina, mismo rival pero esta vez con la necesidad de obtener una victoria como único resultado favorable para mantener la ilusión de seguir en carrera por la clasificación a la Libertadores.