El salvavidas: un punto ganado, dos perdidos

La falta de precisión no le permitió a Boca conseguir la victoria frente a Tigre. Aunque contó con varias oportunidades para anotar, no pasó del empate en Victoria. Por su parte, el local, también dispuso de sus posibilidades.

El salvavidas: un punto ganado, dos perdidos
Empate que deja un sabor amargo. Foto: La Nación.

En Victoria, se jugó la quinta fecha del torneo de Primera División, en la misma, Boca Juniors visitó a Tigre. Con el objetivo en mente de obtener los tres puntos para permanecer en la lucha por el campeonato, los dirigidos por Guillermo Barros Schelotto salieron al terreno de juego.

Nuevamente, como contra Lanús, el equipo del Mellizo ingresó dormido al partido, lo que generó el primer gol de Tigre. Habían transcurrido solamente 3 minutos y Boca ya se encontraba por debajo del marcador.

Desde aquel entonces, el conjunto Xeneize inició la búsqueda por emparejar el resultado y, en caso de obtenerlo, intentar conseguir la victoria.

En consideración de VAVEL, desarrollaremos "El Salvavidas", en el mismo se tendrán en cuenta tres elementos relevantes que sobresalieron del empate entre Boca y Tigre.

En primer lugar, es necesario destacar el autor del gol del empate. Juan Manuel Insaurralde conectó un soberbio remate inatajable para el arquero. Como cualquier jugador lo desea, la pelota quedó a merced para que el defensor Xeneize efectúe un gran disparo. El gol de la igualdad llegaba a los 81 minutos del segundo tiempo. 

Previo a este desenlace, Insaurralde llevó adelante un buen partido, pudo imponerte en el juego aéreo y muchas veces fue la salida desde el fondo de su equipo. De esta manera, además del gol, realizó un correcto partido.

En segundo lugar, debemos destacar la actuación de Darío Benedetto. Muchos dirán que su desempeño fue malo debido a que no consiguió concretar las oportunidades que tuvo. Pero se debe reconocer que durante todo el partido, el delantero xeneize, fue una opción constante para que, con buenas habilitaciones o centros desde los laterales, quede de cara al gol. Faltó precisión, es cierto, pero Benedetto siempre estuvo predispuesto a seguir intentando marcar, aunque con el correr de los minutos su rendimiento fue decayendo.

En tercer lugar, un tema a mencionar fueron los cambios realizados por el DT xeneize. No fueron por lesiones sino más bien por cansancio, razón por la seguidilla de partidos. Los casos fueron, Pablo PérezGino Peruzzi, la sustitución de Fernando Zuqui fue específicamente por cuestiones del partido.

Los ingresos de Ricardo Centurión, quien tuvo una clara oportunidad para marcar que desperdició, Leonardo Jara y Walter Bou intentaron cambiar el destino del partido, pero poco pudieron hacer. El mediocampista, utilizado como lateral derecho en lugar de Peruzzi, supo mantener el orden y controlar su posición. Mientras que Bou no tuvo demasiada participación en los minutos que le tocó disputar.