El as de Guillermo

Carlos Tévez vuelve tras la suspensión e intentará sacar la mejor versión de sí y del equipo. En los partidos que se ausentó, el entrenador no pudo encontrarle un reemplazante.

El as de Guillermo
Tévez celebra uno de sus goles a Lanús por Copa Argentina. Foto: Tyc Sports

Luego de ser expulsado en la segunda fecha ante Belgrano y, posteriormente, recibir una suspensión de tres partidos, Carlos Tévez volverá a jugar por el campeonato local ante Sarmiento. El capitán no llevará la cinta que lo identifica como tal por los próximos tres meses, pero seguirá siendo la voz de mando dentro del terreno de juego.

La ausencia del delantero Xeneize en los últimos encuentros se hizo sentir y mucho. A pesar de que no se encuentra en su mejor versión y que cuando lo hace le cuesta tomar regularidad, es una pieza fundamental para el esquema del entrenador. El propio Guillermo Barros Schelotto intentó suplirlo con varios nombres pero no obtuvo buenos resultados.

La comodidad al jugar detrás del 9 y el cambio de ritmo en ataque, son las características más claras que se destacan de Carlitos en el último tiempo. La decisión del DT fue apostar por Ricardo Centurión pero no convenció. Si bien cumplió con el cambio de velocidad, a Ricky se lo notó aprisionado en esa posición, dado que su nivel óptimo lo mostró frecuentando la banda izquierda.

En el complemento del amistoso contra Olimpia, fue Gonzalo Castellani quien tuvo la chance de mostrarse en ese puesto. El ex Godoy Cruz no tuvo grandes intervenciones en el juego, pasando desapercibido en los escasos avances que tuvieron los dirigidos por el Mellizo. Además, tuvo que arrancar de muy atrás, ya que Boca le cedió el balón a su rival en buena parte de esa mitad.

Así, la importancia de Tévez parece ser cada vez mayor en un conjunto que no encuentra un funcionamiento acorde a la calidad de jugadores que posee. El ‘10’ podrá jugar bien o mal ante Sarmiento, pero claro está que, hasta el momento, no tiene un sucesor que cumpla sus funciones.