El salvavidas: fracaso rotundo

Boca no pudo contra Rosario Central y cayó por 2-1. Eliminado de la Copa Argentina, se quedó sin la posibilidad de disputar competencias internacionales en el 2017. Golpe durísimo para el equipo de Guillermo.

El salvavidas: fracaso rotundo
Boca quedó eliminado de la Copa Argentina. Foto: Web.

Frente a Rosario Central, el Xeneize disputaba su gran oportunidad de seguir avanzando con la idea de llegar a la final de la Copa Argentina y ganarla. Requisito primordial para la clasificación a la Copa Libertadores 2017.

La derrota por 2-1 no sólo deja a Boca sin la posibilidad de situarse en competencias internacionales sino, también, impacta fuertemente sobre jugadores, cuerpo técnico y todo el mundo Boca.

A continuación se efectuará, en consideración de VAVEL, aspectos a destacar en la caída frente al Canalla.

En primer lugar, es preciso destacar el imponente marco en cuanto a hinchadas. Tribunas repletas, aliento ensordecedor, apoyo incondicional. Un contexto propio de una final de Copa. En todo momento, los hinchas se hicieron sentir durante el transcurso del partido. Sin generar disturbios, alentaron a sus respectivos equipos de principio a fin.

Por otra parte, pese al mal resultado, el conjunto dirigido por Guillermo Barros Schelotto, en el segundo tiempo cambió rotundamente su actitud. En la primer etapa pudo apreciarse un Boca bajo en sus rendimientos individuales como también en su actitud. Faltó más de lo ofrecido. Por este motivo, además de encontrarse 0-2 en el marcador, el Xeneize salió en el complemento con todo su potencial en busca de revertir el resultado. 

Contó con innumerables situaciones para marcar, pero diferentes circunstancias no lo permitieron. Por un lado remates estrellados en los palos, otros que salían desviados, aunque principalmente la figura de Sosa, arquero de Rosario Central, se agigantó de manera imponente. Únicamente no pudo con el cabezazo de Darío Benedetto, para el descuento de Boca, el resto respondió de manera perfecta.

Finalmente, un jugador que anteriormente no era de la consideración del técnico, tuvo su estreno como titular. Es el caso de Wilmar Barrios, quien en un principio se encontraba por debajo del resto de sus compañeros, frente a Rosario Central inició desde el arranque, siendo reemplazado en el segundo tiempo por cambios necesarios en el funcionamiento del equipo.