Temas del momento:
Connect with facebook

Pipa con ganas de Superclásico

Darío Benedetto, el goleador que tiene Boca, contó sus sentimientos sobre el partido ante River que cada vez está más cerca. Además, habló de la dura derrota en Copa Argentina y sobre lo que significa jugar con Carlos Tevez.

Pipa con ganas de Superclásico
La imagen que todo Boca quiere que se repita en un mes en el Monumental. Fuente: TyC

El xeneize también tiene un Pipa. Llegado hace menos de seis meses del América de México, su fanatismo por el club ya es de conocimiento público. Su tatuaje, el esfuerzo que hizo por llegar y su intensidad para defender la camiseta azul y oro son solo algunas de las formas más explícitas que tiene de demostrarlo. Y, al igual que hiciera su homónimo de apodo Gonzalo Higuaín, quiere hacer goles enfrentando a su máximo rival.

Pero antes de ese partido en la fecha 13, tiene que disputar sus primeros clásicos, ante San Lorenzo y Racing en las fechas 11 y 12 respectivamente. Una seguidilla intensa, sobre la cual opinó que "Son partidos importantísimos los que vienen, son clásicos y queremos seguir en la lucha por el torneo. Todavía queda demasiado. Estoy muy ansioso por jugar contra River".

El goleador que tiene el club de la Ribera en el torneo, con 5 goles al igual que Cristian Pavón, sabe que además tiene antes de eso una revancha contra su verdugo de la Copa Argentina. A pesar de hacerle un gol a Rosario Central sobre el final del encuentro, reconoce que "Dolió muchísimo la eliminación de la Copa Argentina. Fue un golpe durísimo, pero está el campeonato, teníamos que dar vuelta la página".

Pocos delanteros se adaptaron tan rápido al famoso "Mundo Boca" como el ex delantero de Arsenal, que en pocos meses y partido a partido está tomandole el gusto a inflar las mismas redes que inflaron Palermo, Potente, Rojas y Guillermo, su actual entrenador. A él le adjudicó en parte esta adaptación, pero también al Apache, su compañero de ataque, cuando dijo que "tuve un respaldo grande por parte del cuerpo técnico, y lo agradezco mucho. Me acostumbré a este sistema. Jugar con Carlos retrasado es cómodo, es un jugador muy importante para nosotros".

Demás está decir que todo el público xeneize confía en esa dupla para conseguir una alegría en el Monumental. No va a ser fácil, pero el pueblo boquense necesita una alegría en un año flojo, y cerrar el 2016 ganando en la cancha de River sería un alivio para todo el plantel y un oasis dentro de la áridez futbolística de Boca. Por eso el Pipa quiere jugar cuanto antes ese partido.