Continúa desaprovechando oportunidades

Boca no pudo mantener la ventaja, comenzó ganando con el gol de Darío Benedetto, pero se durmió y empató 1-1 frente a Rosario Central en La Bombonera. El autor del empate, Teófilo Gutiérrez, fue expulsado luego del gol por gestos provocativos hacia la hinchada Xeneize. Ricardo Centurión también vio la tarjeta roja.

Continúa desaprovechando oportunidades
Tevez, como en todo el partido, luchando cada pelota. Foto: Infobae

Por la décima fecha del torneo de Primera División, Boca Juniors recibía a Rosario Central con el principal objetivo de conseguir una victoria para no perderle pisada al líder Estudiantes.

El partido comenzó de la mejor manera posible para el Xeneize, una vez iniciado el encuentro, a los pocos minutos, ya se encontraba en ventaja. El gol fue de Darío Benedetto, quien robó la pelota y se encaminó de cara al arco rival. En el mano a mano, frente a Sebastián Sosa, definió de manera notable para imponer el 1-0.

El conjunto de Guillermo Barros Schelotto no supo mantener la ventaja y luego de una jugada colectiva de alto vuelo por parte del Canalla, llegó el empate. El autor del gol fue Teófilo Gutierrez. Éste fue expulsado luego de realizar gestos provocativos de cara a la parcialidad de Boca. Situación que desembocó en la ira de toda la cancha como también de los jugadores. Fueron varios minutos efusivos, motivo que generó la detención del partido. Previo a la reanudación del encuentro, vieron la tarjeta roja, Ricardo Centurión y el delantero de Central.

Con el partido empatado, Boca comenzó a ocasionar diversas situaciones de gol, remates estrellados en los palos y jugadas colectivas que estuvieron cerca de concertarse. Incluso, Cristian Pavón estuvo a punto de marcar un gol olímpico desde el sector izquierdo.

El primer tiempo presentó dinamismo, situaciones de gol, intensidad y mucho roce. Pero lo mejor del partido concluyó allí. El segundo tiempo no se pareció al primero. Se caracterizó en mantener la posesión de la pelota pero sin jugadas peligrosas.

Boca disputó un segundo tiempo sin ideas claras, en varios tramos del encuentro tuvo el dominio de la pelota pero pocas veces pudo concertar alguna llegada con claridad. Tampoco el Mellizo pudo modificar el bajo nivel de juego con los ingresos de Fernando Zuqui, Sebastián Pérez y Jonathan Silva, ingresó por Frank Fabra que manifestó dolores musculares.

Con este empate, Boca se aleja de la cima del campeonato y se ubica a 7 puntos del líder Estudiantes. Los próximos partidos serán de crucial importancia para los dirigidos por Guillermo Barros Schelotto.