Debate Boca VAVEL: otra vez los gestos provocadores de Teo

Rosario Central logró llevarse un punto en su visita a la 'Bombonera' este domingo que pasó. Sin embargo, lejos de hablar del resultado o de la actuación de ambos equipos, el mundo habla del gesto de Teo Gutiérrez que derivó en la reacción de los jugadores 'xeneizes'. En VAVEL también tenemos nuestro punto de vista.

Debate Boca VAVEL: otra vez los gestos provocadores de Teo
Teo provocó a los hinchas y los jugadores de Boca lo increparon. Foto: Télam.

La polémica de la fecha tuvo lugar en la Bombonera... Los hinchas vieron, no solo como su equipo igualó ante Rosario Central, sino que además debieron soportar el polémico festejo de Teófilo Gutiérrez, que provocó la ira de los jugadores xeneizes. Precisamente, Ricardo Centurión fue uno de los jugadores al que se le salió la cadena y le propinó un puntapié al colombiano que le valió la roja con informe y podría recibir dos fechas de suspensión.

¿Cuál fue el gesto que desató la polémica? Reconocido hincha de River, tras su convertir la igualdad el domingo ante el Xeneize, salió disparado y ante la atenta mirada de los hinchas de Boca se hizo la banda, en alusión a la camiseta de River. Los jugadores del conjunto de Guillermo Barros Schelotto lo fueron a buscar para recriminarle el gesto provocativo hacía sus hinchas.

Esta no es la primera polémica en la que se ve involucrado el colombiano. Tanto en Racing como en River y Lanús, los otros clubes argentinos por los que pasó, tuvo algunos inconvenientes. Su estadía en la Academia (2011) comenzó con piñas con Mauro Dobler (arquero suplente del equipo de Avellaneda) y concluyó con otra pelea de manos con otro arquero, Sebastián Saja, y además una polémica con un arma de aire comprimido que utilizó para amenazar a sus compañeros.

Su breve paso por Lanús también culminó con polémica, ya que luego de haber sido eliminado de los octavos de final de la Copa Libertadores, el atacante regresó a su país de origen sin avisar. Los dirigentes decidieron rescindirle el contrato y lo acusaron de robarle ropa.

El mejor paso de Teo por Argentina fue con la camiseta de River, pero su salida opacó todo lo bueno que había hecho. Luego de disputar la Copa América, el ex Racing presionó para que lo vendan y así fue. Aunque todos tenían una leve esperanza de que continúe en el club, el delantero eligió tener una nueva chance en el Viejo Continente.

Nuevamente, Gutiérrez está en el ojo de la tormenta. El jueves recibirá la sanción por parte del Tribunal de Disciplina de la AFA y, además, fue denunciado por gestos de incitación a la violencia. Se espera que, al menos, le den dos fechas de suspensión; pero Central apeló aludiendo que está mal expulsado ya que, según el reglamento de FIFA, por este hecho el jugador debe ser amonestado.

Nicolás Acevedo (@Nico93RHCP): "Otra mancha para su currículum"

Personalmente, creo que no suma para nada su accionar; es más, resta para el espectáculo y deja una muy mala imagen. Ésto, sumado a que no es la primera vez que le sucede, mancha una vez más su currículum. 

Ya estando en River y jugando ante Boca hizo un gesto desagradable, tras convertir un tanto en el verano, partido que finalizó con victoria para los de Núñez. Pero lo de Teo no viene de ahora: en Racing también tuvo lo suyo. Antes del duelo crucial por el Apertura 2011 "calentó" la previa con dichos y luego continuó en la cancha, haciéndose expulsar como el domingo pasado, provocando a la parcialidad xeneize con expresiones inadecuadas.

A sabiendas de la calidad de jugador que es no debería sorprender lo que hizo. Pero sí sorprende que caiga en la reincidencia, acto que repudio con total convencimiento.

Lucas Cerrotta (@CerrottaLucas): "Una incitación a la violencia"

La actitud de Teófilo Gutiérrez ante la hinchada xeneize fue una más de sus inadecuadas conductas dentro de una cancha de fútbol. Dicho jugador es recordado por ciertos problemas ocasionados en los diversos equipos que le tocó integrar. Frente a Boca siempre tuvo la cuota pendiente de marcarle, debido a que es considerado hincha de River. Más allá de cualquier circunstancia, lo realizado en la Bombonera no es más que un hecho que incita de manera directa a la violencia, no sólo dentro del campo de juego sino también fuera del mismo. Una vez más, Teo y sus constantes conflictos, se hicieron presentes en lo que debería ser un espectáculo y atracción para el público.

Juani Alburquerque (@JuaniA10): "Teo y la misma costumbre" 

En mi opinión, creo que hacerle recordar a los hinchas de Boca su pasado por River y relajarlos de esa manera fue una pésima actitud. Es una lástima que un jugador con grandes capacidades con las que cuenta tenga ese punto negativo de generar conflictos tanto dentro como fuera de la cancha. No por algo siempre tuvo salidas conflictivas en todos los clubes por los que pasó. Además, el árbitro no tuvo que dar lugar a que futbolistas de ambos clubes empiecen a agredirse y a empujarse. No tuvo la autoridad necesaria para controlar una situación que se le fue de las manos. A los jugadores de Boca como Carlos Tevez y Ricardo Centurión, éste último echado junto con Teo, no deberían haberse enganchado en la joda y seguir jugando, que es lo que saben hacer. Es más, si no hubiera intervenido Centurión, estaríamos hablando de otro partido, de un partido abierto y, por qué no, favorable a Boca.

Nicolás González (@Nico_GonzalezF): "Otra vez sopa..."

Una expulsión siempre condiciona. Esta vez llegó a plasmarse al 100%. La Bombonera fue testigo de un acto de irresponsabilidad y falta de respeto hacia el fútbol. Teófilo Gutiérrez fue quien se llevó todas las miradas al realizar ese gesto innecesario, haciendo efusión a la camiseta del rival de toda la vida. ¿Para qué lo hizo? No se sabe. ¿Era apropiado? Claramente no.

Justamente, mucha gente comparó el acto asqueroso de Teo con la recordada gallinita de Tévez en el Monumental. Hay diferencias abismales entre uno y otro. El colombiano realizó gestos y declaraciones por doquier, sin embargo jamás ha rendido en los clubes que jugó (Racing y River).

Lo único rescatable para el arbitraje de Darío Herrera fue condicionar a algunos jugadores con tarjetas amarillas. Simplemente eso. Por último, otro de los puntos que derivó en la pelea de los jugadores del Xeneize para con el delantero canalla fue la expulsión de Ricardo Centurión, que por cierto se habla de dos o tres fechas, que pondrían en peligro su presencia en el Superclásico. ¿Tantas fechas? Ya que estamos, que vuelva Teo y saque el arma que mostró en Racing, que esto es un asalto…

Huaman Sosa (@HuamAndRoll): "En boca cerrada..." 

Teófilo Gutiérrez no tiene un buen historial contra Boca Juniors y un nuevo episodio se escribió el domingo en el partido entre su nuevo equipo, Rosario Central, y el conjunto de la Ribera. El colombiano marcó el tanto del empate (su primer gol oficial contra este rival) y, en el festejo, hizo el gesto de la banda de River por sobre la camiseta y de frente a la hinchada local, provocando una vez más la ira del pueblo boquense y la reacción de los jugadores. ¿Qué hizo el árbitro? Nada. O no al menos hasta que, en medio del tumulto, se enfrentó con Ricardo Centurión, expulsando, ahí sí, a ambos jugadores. De yapa: Teófilo repitió la provocación cuando se retiraba.

Si bien el referí actuó bien echando de la cancha al delantero del Canalla, no estaba dispuesto a hacerlo en un primer término. ¿Cómo deben actuar los árbitros en estos casos? Según el reglamento, toda incitación a la violencia será penada con la roja directa y, luego, el comité de disciplina resolverá una pena económica (cuando estuvo en Racing, por ejemplo, fue de $15.000). Más allá del reglamento, los colegiados debieran tener un concepto unificado para estos casos, ya que, como el mismo Carlos Tévez reclamaba, cuando él festejó imitando a una gallina en el Boca-River del 2004 fue expulsado sin cuestionamientos. Si estas cuestiones no se atañen al reglamento, quitándole lo subjetivo, seguirán las polémicas y, lo más importante, seguirán las incitaciones a la violencia, tema central en un tiempo en que se intenta volver a los partidos con visitantes.

Santiago Pelayo (@santipelayo): "Errores e inocencia"

Aunque se haga la franja diagonal en el pecho, Teófilo Gutiérrez es jugador de Rosario Central. Hoy usa los mismos colores que Boca. Otra vez demostró la clase de persona que es, un karma que no puede dejar fuera de la cancha.

Pero no fue el único en equivocarse, Darío Herrera lo siguió, tomándose su tiempo para sancionar al jugador. Esto le dio tiempo a todo el plantel xeneize de ir hasta donde estaba el delantero colombiano a increparlo, y se enojaron más al ver que la tarjeta en las manos del árbitro era amarilla. Carlos Tevez, al igual que muchos viendo el partido por TV, se acordaron del gol que el Apache le hizo a River y su posterior expulsión por emular una gallina en el festejo.

Pero este fue otro error, que vino encadenado al de Herrera. Era predecible que Gutiérrez iba a ir a la cancha a jugar un partido aparte, buscando provocar como siempre, pero aún más en esta situación por la pica que siempre tuvo contra Boca, rival ante el que ya había sufrido dos expulsiones. Aun así, fueron a buscarlo después del gol y por la injusticia de que siguiera en la cancha, y esto costó una expulsión y probable sanción para Ricardo Centurión, que otra vez se pone en el foco por cuestiones ajenas al juego.

El plantel de Boca, si puede aprender algo de su DT, es a ser un poco más inteligente adentro de la cancha. Hay jugadores jóvenes, pero la mayoría tiene mucha experiencia, y no puede dejarse llevar por estas situaciones que cuestan puntos y, a la larga, pueden costar campeonatos.

Yanina Ramos (@ydramos): "No sigamos defendiendo lo indefendible"

Las reacciones de Teo ya no sorprende, lo que sí sorprende es la actitud de su club de apañar lo que hizo el delantero. Se entiende que perder un jugador del elenco titular por dos fechas (la sanción que le darían al colombiano) es difícil, pero Central no debería apelar esta sanción y que el jugador siga creyendo que puede hacer lo que quiere.

Argentina no es España ni Inglaterra. Nuestra sociedad es altamente violenta y si pretendemos erradicar estas actitudes de las canchas para que, entre otras cosas, regresen los visitantes, no podemos obviar estos hechos. El delantero tiene que ser sancionado, tanto por el Tribunal como por su propio club. Porque después es fácil pedir que regresen los visitantes pensando únicamente en dinero, o mismos los jugadores de quejarse por las agresiones en la tribuna.

Párrafo aparte para Darío Herrera... En estas cuestiones no se puede dudar. Su duda condujo al enojo de los jugadores xeneizes, que tampoco deberían haber reaccionado. Pero los árbitros deben cortar con estas cuestiones de dudas. Si consideran que hay que expulsarlo, así debe ser y los demás son de palo, porque la máxima autoridad dentro del campo de juego es el árbitro y así debe ser en todos lados, no solo en Europa. Los argentinos salimos del país y somos todos señoritos, pero en nuestro fútbol nos quejamos y fingimos como locos.

En fin, repudio firmemente el accionar del colombiano. Sostengo que Central no debería apelar la sanción, sino que el jugador debería bancarse las consecuencias de sus actos. Pero, además, al no ser la primera vez que el jugador tiene estas reacciones, sino que siempre tiene un problema, el Tribunal de Disciplina debería ser más riguroso... Y voy más lejos, debería sin dudar comenzar a aplicar sanciones más fuertes para aquellos que atenten con la paz dentro del fútbol, sino seguiremos sin visitantes y aguantando que este tipo de cosas sigan sucediendo.