El 'Xeneize' no le pierde pisada a Estudiantes

Boca venció, en el 'Nuevo Gasómetro', a San Lorenzo por 2-1 y se puso a cuatro puntos del 'Pincha', puntero del torneo. Benedetto abrió la cuenta con un golazo y luego se retiró lesionado. Bou anotó el segundo de la visita y Belluschi descontó para el local.

El 'Xeneize' no le pierde pisada a Estudiantes
El 'Pipa' metió un golazo y después se fue lesionado. Foto: Olé.

Boca Juniors supo aprovechar la derrota de Estudiantes ante Banfield para ponerse a cuatro unidades del puntero. En el comienzo de la seguidilla de clásicos, el Xeneize venció, en el Nuevo Gasómetro, a San Lorenzo por 2-1. Darío Benedetto abrió el marcador con un golazo, pero debió retirarse a causa de una lesión muscular. En su lugar ingresó Walter Bou, quien amplió la ventaja en la primera pelota que tocó. Fernando Belluschi anotó el descuento del conjunto local.

Ya en el comienzo del partido, se vislumbraba que sería un partido complicado para el Ciclón. Fabricio Coloccini salió a cortar a uno de los laterales y enseguida se tomó el posterior de su pierna derecha. El marcador central no pudo continuar y, en su lugar, ingresó Nicolás Zalazar a solo tres minutos de comenzado el encuentro. El conjunto xeneize fue inteligente a la hora de jugar a partir de la presencia de Fernando Gago. El volante, que dejó atrás una operación de tobillo, fue vital para que el equipo comandado por Guillermo Barros Schelotto pudiera armar fútbol. Parado como un 5 tradicional, el ex Real Madrid recuperó y distribuyó fútbol por doquier, liberando a Pablo Pérez y Rodrigo Bentancur.

A los 20 minutos del primer tiempo, Benedetto recibió un gran pase de Carlos Tevez entre los dos centrales del Ciclón. El delantero aplicó el freno y vio a Sebastián Torrico adelantado, por lo que decidió picarla para mandarla a la red. De esta forma, el Xeneize se puso en ventaja en el Nuevo Gasómetro, pero dos minutos más tarde perdería al goleador. El ex América de México se tomó la pierna izquierda y tuvo que ser reemplazado. En su lugar ingresó Walter Bou, quien segundos después de entrar al campo de juego aprovechó un descuido de Zalazar en el fondo y definió ante la salida de arquero azulgrana.

San Lorenzo anonadado por los dos golpes que le propinó Boca, no lograba levantar cabeza. El conjunto de Diego Aguirre no tenía presencia en el mediocampo, donde el Xeneize ganaba con la imponente presencia de Pintita Gago. Sin embargo, el conjunto local aprovechaba los errores en la salida de la visita para inquietar a Guillermo Sara. Una mala entrega de Gino Peruzzi, produjo la recuperación de Belluschi, quien tocó para Sebastián Blanco. El surgido de las inferiores de Lanús, se acomodó y sacó un remate preciso al segundo palo; pero el arquero xeneize lo encontró y pudo salvar a su equipo.

Los de Guillermo seguían buscando el gol y, así ampliar el marcador: un potente remate de Tevez, tras un buen pase de Gago, permitió que Torrico se luzca para tirarla al córner. La respuesta de San Lorenzo esta vez sería contundente. Un descuido de la última línea de la visita, tras un buen pase de Blanco, dejó a Belluschi habilitado para definir al segundo palo, cuando el primer tiempo llegaba a su fin.

En el complemento el nivel de juego cayó considerablemente. Boca le cedió el campo y el balón a San Lorenzo, que poco sabía qué hacer con este regalo. El conjunto de Aguirre creció porque el rival retrocedió, pero aún así no logró generar demasiadas oportunidades. El partido se convirtió en un ida y vuelta producto de los errores propios en defensa y las pérdidas de pelota en ataque.

A los 10 minutos, Martín Cauteruccio, sin ángulo, le rompió el travesaño a Sara. Nueve minutos más tarde, el Xeneize respondió con Pablo Pérez. El volante definió al gol, tras un gran pase de Tevez que lo dejó solo ante Torrico, pero apareció Matías Caruzzo en la línea para salvar al Ciclón. Minutos más tarde, Cauteruccio tuvo una nueva chance de igualar el cotejo, pero se topó con Sara, quien nuevamente volvió a ser clave para que Boca pueda mantener la leve diferencia. 

Con esta victoria, Boca cortó una rachá de cuatro años sin derrotar a San Lorenzo (fecha 13 del Torneo Inicial 2012) y, además, se puso a cuatro unidades del puntero, Estudiantes. Sin embargo, se le vienen dos encuentros complicados por delante: Racing, de local; y River, en el Monumental.

El conjunto de Boedo, por su parte, no puede superar el dolor de haber sido eliminado en la Copa Argentina y la Sudamericana. Pero, con 21 puntos, y puesto que queda demasiado, aún tiene tiempo de recuperarse. En la próxima fecha visitará a Olimpo.