Frank Fabra y Pablo Pérez preocupan a Guillermo

El defensor colombiano se torció el tobillo y debió abandonar la práctica rengueando, mientras que el volante ex Newell's no se entrenó a la par de sus compañeros por una molestia en el pubis que, en principio, no le impediría jugar el domingo.

Frank Fabra y Pablo Pérez preocupan a Guillermo
Guillermo Barros Schelotto y Frank Fabra en la práctica matutina de hoy. Foto: Diario Jornada

El plantel de Boca se entrenó esta mañana en el Complejo Pedro Pompilio, y la práctica terminó entregando más dudas que certezas para los mellizos Barros Schelotto. El colombiano Frank Fabra debió retirarse de la práctica rengueando por una torcedura de tobillo derecho, y es duda para enfrentar a Estudiantes el domingo en cancha de Quilmes. Por otro lado, Pablo Pérez, que estuvo ausente ante Arsenal por cumplir una fecha de suspensión, no se entrenó con el grupo por una molestia en el pubis que arrastra hace tiempo. 

En principio, lo del capitán xeneize no sería de gravedad y se especula que llegaría sin problemas al último partido del año. La decisión de que no se entrenara a la par de sus compañeros fue por precaución del cuerpo técnico. Pero lo del lateral izquierdo colombiano fue más alarmante, ya que se lo vio con mucho dolor y con serias molestias para caminar al momento de abandonar el complejo. 

"Me doblé el tobillo, pero no fue nada grave. Mañana estaré entrenando. Quiero jugar el último partido del año. Luego el lunes me iré con mi familia", declaró el colombiano ante los medios mientras abandonaba el predio de Casa Amarilla.

Los médicos evaluarán el grado de la lesión de cara al partido del domingo, y en caso de no llegar, será reemplazado por el juvenil Fernando Evangelista.

Uno que volverá a formar parte del 11 titular es Paolo Goltz, que tampoco pudo decir presente ante Arsenal por suspensión, pero estará en la cancha de Quilmes para el último partido del xeneize en este 2017 ante el Pincha.

Boca suma 27 puntos, al igual que San Lorenzo, pero el conjunto de la Ribera tiene un partido menos, y en caso de empatar o ganar el domingo, terminará el año como único puntero de la Superliga, superando los 365 días ininterrumpidos en esa posición