Un año de liderazgo

Con la reciente victoria ante Estudiantes de La Plata, el 'Xeneize' llegó a los 365 días como líder del campeonato local. El conjunto azul y oro solamente fue derrotado en cuatro oportunidades, y finalizará el 2017 como lo hizo en 2016: desde lo más alto.

Un año de liderazgo
Todo comenzó con aquel 4-2 en el Monumental, a mitad de año se consiguió un nuevo título y la última victoria ante el Millonario con un exquisito gol de Cardona, algunas de las claves de esta gran estadística | Foto: Nicolás González

A veces, un año puede ser muy extenso o demasiado rápido. Tras la victoria ante Estudiantes de La Plata, Boca Juniors llegó a la cantidad de 365 días como puntero y marcó una estadística muy difícil de quebrantar. Desde aquel 11 de diciembre de 2016, el Xeneize venció a River Plate por 4-2 y tras ganar en el Monumental ante el rival de toda la vida, el conjunto azul y oro nunca más bajó de la cima.

Ese Superclásico que tuvo a Carlos Tevez en una sobresaliente actuación fue el puntapié de este Boca que dio la vuelta olímpica a mitad de año y que va en busca del mismo objetivo para esta Superliga. A pesar de haber desempeñado diferentes estilos de juego, cambio de nombres y momentos futbolísticos, el liderazgo siempre estuvo presente.

A lo largo de todo este periodo han pasado 30 partidos por el torneo local donde se vio ese juego arrollador de la recordada seguidilla de partidos ante Racing, San Lorenzo y River, y que a raíz de esos resultados treparía a lo más alto superando a Estudiantes de La Plata. Uno de los tantos rivales que tuvo en la pelea por la punta del campeonato.

Durante estas tres decenas de partidos se han dado algunos altibajos y que marcaron algunas incógnitas como la derrota ante el Millonario en La Bombonera o las dos derrotas consecutivas que recibieron en estas últimas fechas pero a pesar de ello, el Xeneize nunca bajó y siempre observó a sus perseguidores desde arriba.

En este año como puntero, Boca tuvo que atravesar diferentes momentos que fueron vitales para llegar a este buen presente. Comenzó con la partida de Carlos Tevez al continente asiático, la caída ante el Millonario y la resolución del torneo, el cambio total de la defensa, las apariciones de Wilmar Barrios y Lisandro Magallán, dos jugadores que consiguieron la titularidad y que actualmente, suelen ser figuras en los partidos del campeonato.

Luego, apareció la consagración del campeonato con dos fechas de anticipación, la novela en el mercado de pases por Ricardo Centurión, la llegada de varios refuerzos como Edwin Cardona y Nahitan Nández, quienes fueron vitales meses después en la última victoria ante River Plate. Otro de los sucesos y de los últimos fueron las lesiones ligamentarias de Fernando Gago y Darío Benedetto.

Guillermo Barros Schelotto supo resolver estos impedimentos y quitó las piedras que se le presentaron en el camino, lo hizo de gran manera y es uno de los grandes artífices de esta gran estadística. Con un cierre de competencias en el 2017, Boca Juniors finalizó el año así como lo hizo en 2016. Ahora se viene la Copa Libertadores, un plantel renovado y con el objetivo de ganar, ganar y ganar para seguir mirando a todos desde arriba.