Guía Colón de Santa Fe 2016: Buscando la superación

Luego de permanecer en la categoría y estar a un paso de ganarse un puesto en la Copa Sudamericana, Colón intentará mejorar su actuación realizada el año pasado, esta vez con numerosos refuerzos y una nueva presidencia en la institución.

Guía Colón de Santa Fe 2016: Buscando la superación
Fotomontaje: Antonella Urquía - Santiago Foa Torres | VAVEL.com

Si una palabra describe la situación del último torneo y lo que puede suceder para Colón de Santa Fe, es transición. Desde la llegada a Primera con numerosos ascensos, entre ellos el Sabalero y otros nueve equipos, a pasar a pelear la permanencia en la categoría y finalizando en una sorpresiva pero efectiva participación en la Liguilla Pre-Sudamericana. Cambió de entrenador a mitad de torneo, y ahora hay nuevo presidente en la institución Sabalera; tiempos de cambios se producen en el club rojinegro.

En el último torneo, el día 14 de febrero comenzó su ilusión: el regreso a Primera División. El primero de todos los cambios. 17:00 horas. Estadio Nuevo Gasómetro. Colón retornaba a la máxima categoría del fútbol argentino, de la mano de Reinaldo Merlo. Sin embargo, era un saludo de llegada y despedida, ya que el mandato del gran Mostaza había durado simplemente una sola fecha en la mencionada categoría. Luego, el mandato de Javier López no sería del todo satisfactorio debido a los malos resultados y obtener solamente tres victorias. Finalmente, en el tiempo previo a la Copa América, otro entrenador dejaba el mandato del club de las calles Juan José Paso y Bulevar Zavalla.

Un nuevo ciclo daba comienzo, un nuevo entrenador tomaba las riendas del equipo santafesino, ésta vez sería Darío Franco, dueño del segundo cambio. A pesar de que el arranque no fue del todo bueno, la luz apareció en la recta final, los tres últimos partidos para ser más exactos.

Entre éstas fechas recién nombradas, un partido antes de  finalizar el torneo, en el estadio Malvinas Argentinas, Colón se aseguró la permanencia tras vencer a Godoy Cruz. Además, la fecha siguiente lograba algo tal vez inesperado para algunos. Con una suma de 34 puntos, el Sabalero no fue ni mucho ni poco, pero terminó cómodo ubicado en la mitad de tabla, suficiente como para pelear un puesto en la Liguilla Pre-Sudamericana, tercer cambio producido. Había llegado con altibajos y nerviosismo, pero en fín había llegado por ahí de forma inesperada, porque durante este llamativo y extraño torneo, el equipo rojinegro, salvo en dos fechas, siempre ha estado debajo de la vigésima ubicación.

Con el tiempo, la alegría se acoplaba en algunas personas. Cuando todo parecía que el equipo de Franco estaba a punto de clasificar a una copa internacional tras ganar, golear y gustar frente a Tigre, unos Piratas vestidos de celeste aplastaron las ilusiones del equipo santafesino en los últimos minutos del partido de vuelta. En el estadio Mario Alberto Kempes, Mauro Óbolo le dio la clasificación a Belgrano. Adiós Colón, adiós Copa Sudamericana. Se iba, pero con la frente en alto.

El 2016 dio luz verde y el Sabalero entró en movimiento. Tras el arribo de Marcelo Ferraro (cuarto de todos los cambios), como nuevo presidente de la institución santafesina, trajo varios refuerzos de renombre para aumentar la calidad del plantel y que los objetivos sean otros. Durante la pretemporada arribaron de a poco, además de los amistosos correspondientes (Newells, Olimpo, Patronato). Sin embargo, el entrenador se manifestó satisfecho por lo generado, y espera aún la llegada de un nuevo y último posible refuerzo.

Nuevo torneo, nuevos objetivos, nueva comisión directiva, refuerzos de calidad, muchas etapas de cambios, pero la clave de Colón es simple: superarse y demostrar que está para mucho más. Tendrá que estar atento, con los ojos bien abiertos para el primer partido ante Arsenal, cuando el día 7 de febrero se dé el pitido inicial y el Sabalero demuestre para que está hecho.