Las expectativas y objetivos del Sabalero

Colón enfrentará el nuevo campeonato en un nuevo proceso de cambios en la institución, entre refuerzos y otra presidencia, el club santafesino afrontará la Zona 1 en busca de la superación.

Las expectativas y objetivos del Sabalero
Fotomontaje: Nicolas Gonzalez

Luego de todo lo realizado por Darío Franco, en los últimos momentos del año la propuesta futbolística será la misma, algo cambiará seguramente en el plantel con todos los refuerzos y las bajas producidas, lo que no se modificarán son los objetivos.

Además de varias cosas que fueron modificadas, una de ellas fue el plantel entre altas y bajas. De todos los refuerzos, el más importante y que resuena es Víctor Figueroa, para dar una mayor calidad al mediocampo. Además, la institución santafesina trajo una enorme cantidad de refuerzos, además de mantener en el equipo a Pablo Ledesma, Clemente Rodríguez y Mauricio Sperduti, quienes son tres de sus máximas figuras.

Una de las principales expectativas que tendrá el equipo de Darío Franco será mejorar las actuaciones en las competiciones a comparación de lo realizado el año anterior. No solamente buscará estar lo más arriba posible en el campeonato, sino que tratará de avanzar a paso firme, ya que en la edición del 2015 fue eliminado sorpresivamente ante Acassuso, club que milita la B Metropolitana. La edición en la que más lejos llegó fue la 2013-2014, cuando eliminó a Lanús en los 16avos y perdió con River por penales en los Octavos de Final.

Sin importar el rival que toque en el sorteo, Colón deberá tener un buen papel en la competición, ya que es una puerta a otro torneo internacional: La Copa Libertadores.

En cuanto al campeonato, el Sabalero tendrá como uno de los objetivos hacer lo mismo que en la Copa Argentina: corregir todos los errores generados el año pasado y mejorar el nivel. Luego del torneo de 30 equipos, el club santafesino integrará la Zona 1 del campeonato de Primera. Después del decimonoveno puesto y estar a punto de clasificar a la Copa Sudamericana, la vara no quedó tan alta pero se vio presente la sensación de que todo puede mejorar.

Con una pretemporada realizada de forma satisfactoria, en la cual los jugadores, el entrenador y la comisión directiva se han mostrado satisfechos por lo realizado, el club cumplió con la primera etapa de los objetivos luego de realizar la intensa preparación antes del inicio del campeonato. Una vez finalizado de pulir todo el esquema, ajustar tuercas, y corregir todos los errores, Colón tiene todo armado para cumplir con la otra etapa: luchar en la parte alta con un gran equipo, aunque parezca difícil, pero no imposible.