Anuario VAVEL 2017: Defensa y Justicia, el Halcón no se va

Defensa y Justicia con un plan de juego agresivo volvió a ganarse un lugar en Primera División y una clasificación a la Copa Sudamericana.

Anuario VAVEL 2017: Defensa y Justicia, el Halcón no se va
Foto: VAVEL

Defensa y Justicia volvió a ratificar en este 2017 su permanencia en Primera División con una idea clara de juego, sostenida desde la voluntad de los jugadores frente a diferentes rivales en distintos campos de juegos. En la segunda rueda del Torneo de la Independencia, el equipo dirigido por Sebastián Beccacece volvió a plasmar en la cancha su propuesta y así edificó una campaña inolvidable para sus hinchas.

En la reanudación de ese campeonato, el conjunto de Florencio Varela le ganó por 1 a 0 a Newell’s y consiguió su cuarta victoria consecutiva después de padecer dos derrotas con Vélez y Patronato. Ese camino exitoso sufrió un pequeño temblor con las caídas frente a Huracán y Boca (hasta el momento no ha podido vencerlo). Sin embargo, el tanto de Nicolás Stefanelli para empatar ante Olimpo, 1 a 1, sirvió para construir un invicto de siete partidos sin derrotas y conseguir una hazaña inolvidable al empatar en la vuelta, como visitante, 1 a 1 frente a San Pablo en la Copa Sudamericana, que le valió la clasificación a otra fase. 

En ese trayecto, el Halcón venció a Unión, Lanús, Belgrano, Quilmes (en dos ocasiones) y Tigre, más el empate 0 a 0 ante Godoy Cruz. Después en el tramo final del certamen, las dos caídas seguidas contra Sarmiento e Independiente no empañaron la satisfacción de los hinchas, jugadores y cuerpo técnico. Todo volvió a su cauce, cuando derrotó en las últimas jornadas a Atlético Tucumán, Temperley y Gimnasia de La Plata.

Con estos resultados esta etapa fue muy fructífera y superó a la era de Ariel Holan (también muy reconocida), quien ganó 14 partidos, empató 12 y perdió 15. En los tramos finales del torneo, Beccacece se transformó en el ayudante de campo de Jorge Sampaoli en la Selección Argentina y por ello su exitoso ciclo llegó a su fin.

Antes de que finalice el campeonato, los dirigentes contrataron a Nelson Vivas para que sea el nuevo entrenador. Además de un nuevo cuerpo técnico se sumaron al plantel, Andrés Cubas (a préstamo de Boca por un año), Franco Cristaldo (Boca), Lucas Suárez (Sarmiento), Ciro Rius (volvió de Lanús), Daniel González (Temperley), Horacio Tijanovich (Gimnasia), Facundo Melivilo (Flandria)Fernando Márquez (Belgrano), Lisandro Martínez (Newell's) y Fabián Bordagaray.  A su vez, dejaron la institución: Alexander Barboza, Jonas Gutiérrez, Agustín Bouzat, entre otros.

La campaña de Vivas no tuvo un comienzo feliz porque Chapecoense lo eliminó por penales (4 a 2) en la revancha de la Copa Sudamericana. Sin embargo, en la Copa Argentina, el rumbo no tuvo complicaciones porque superó 2 a 0 al Gasolero y se clasificó a los octavos de final.

Mientras tanto, en la Superliga, Defensa y Justicia no tuvo un comienzo soñado porque el Lobo platense empató 4 a 4 en el estadio Norberto Tomaghello, en un encuentro vibrante. La victoria ante el Pincha por 1 a 0 trajo un poco de paz, hasta la derrota frente al Tatengue. En la fecha siguiente una discusión con el dirigente Diego Lemme más la caída contra Colón por 3 a 1, llevaron al entrenador del Halcón a presentar su renuncia. Manuel Fernández reemplaza a Vivas en su empate ante el Aurinegro (1 a 1) y en la derrota frente a River (por la Copa Argentina).

Luego de ese mal momento, Juan Pablo Vojvoda, el ex técnico de la reserva de Newell’s Old Boys, asume el desafío y como sus antecesores (Holán y Beccacece) consigue cuatro triunfos al hilo con una idea de juego similar. La formación de camiseta verde y amarilla supera a Temperley, el Granate, Banfield y el Tomba, de esta manera vuelve a convertirse en un equipo agresivo. En sus filas, que están bien aceitadas por Gonzalo Castellani, Ciro Rius, Fernando Márquez, se agrega el aporte goleador de Nicolás Fernández (con siete tantos). Antes del receso, el cuadro de Florencio Varela no pudo prolongar su racha porque perdió, como visitante, frente a San Martín de San Juan por 1 a 0. A pesar de este resultado, el Halcón termina el año con alegría porque no tiene dificultades con los promedios y porque se clasificó a una nueva Copa Sudamericana