A 10 años del inolvidable 4-3 sobre Sporting Cristal

Hace 10 años salía en todos los diarios la gran hazaña que logró el "Pincha" frente al Cristal que lo hizo estallar en pedazos.

A 10 años del inolvidable 4-3 sobre Sporting Cristal
Foto: @PasionFulbo

Aquel 21 de Febrero del 2006 no será una fecha que los hinchas Pincharratas borrarán jamás de su mente ya que ese día el "León" se enfrentó a Sporting Cristal por la Fase del Grupo 2 de la Copa Libertadores 2006, grupo que compartía junto a éste rival, Santa Fé de Colombia y Bolívar de Bolivia y en el cual Estudiantes iba perdiendo 0-3 en el primer tiempo en la cancha del Club Atlético Quilmes y se lo dió vuelta en el último minuto de juego 4-3 y será recordado como el día del renacimiento de la Mística.

Lo del primer tiempo fue realmente un desastre, el equipo dirigido en aquel entonces por Jorge Luis Burruchaga no se daba cuenta de los espacios que dejaba la defensa del cuadro peruano que luego aprovecharían en el complemento. Perdiendo balones y cometiendo gravísimos errores así fue como Núñez cometió un penal innecesario luego de una mano grosera tras una mala salida de Herrera que no atrapó una pelota que venía por arriba le permitió a Jorge Soto, rematando a la derecha del arquero, poner el 1 a 0.  Hubo un gol mal anulado a Pavone, que había sido habilitado por un defensor peruano, y enseguida, en una buena triangulación ofensiva por derecha, le permitió a Prado, habilitado por Quinteros, entrar libre y con remate cruzado y bajo para poner el 2 a 0. Para peor, a los 37' minutos de esa parte inicial, habilitado por Leal, de gran partido, entró libre por el medio y con total tranquilidad derrotó a Herrera donde la pelota se le metió por entre las piernas con un tiro bajo y al medio. 

En el segundo tiempo comenzaron los cambios: Cominges y Sosa adentro, Araujo y Galván afuera. El 4-4-2 inicial se transformó en un 3-3-2-2, con Sosa y Carrusca de enganche. Otro penal de Norberto Araujo quien hizo una chilena en el área golpeando a Calderón le permitió al propio Calderón abrir el camino de la hazaña y marcar el 1-3. A los 22' minutos luego de una pared con Sosa nuevamente Calderón apuntó y disparó clavando un zurdazo contra el palo derecho de Delgado para poner el marcador 2-3. Luego un gran centro de Cardozo encontró solo a Pavone dentro del área para rematar de media vuelta y poner la pelota arriba, contra el palo derecho de Delgado y poner el empate 3 a 3. Pero Estudiantes buscó más e hizo no solo una hazaña sino algo histórico y que quedará en la memoria de todos los presentes ese día en la cancha y de las personas que lo vieron por la tele. Poco antes del pitazo final Calderón, desde la izquierda, metió un centro al área para que Lugüercio, que había entrado por Carrusca, pusiera la pierna y desviara el balón para clavarla en el lado derecho del arco y para que el estadio se viniera abajo y estallara de manera estruendosa trás la gran victoria histórica de su querido Estudiantes de La Plata.