1 y 57: Me verás volver

Luego de casi un año sin trabajos, se volvió a poner en marcha la remodelación del viejo estadio de Estudiantes y los 420 días que durará la obra, han comenzado a correr.

1 y 57: Me verás volver
El edificio de la esquina de 1 y 55 ya está en su etapa final (Imagen: @EstadioHirschi)

Más de 10 años han pasado del último partido del ‘pincha’ en su estadio, aquel clásico ganado frente a Gimnasia por 1 a 0 con aquel gol de José Luis Calderón, un 28 de agosto de 2005. Luego de tantos conflictos, idas y vueltas, prohibiciones para con la obra por parte de distintos políticos y organizaciones ambientales, la última etapa de construcción ya está en marcha. Parece ayer cuando se demolió el viejo estadio ‘Jorge Luis Hirschi’ con el objetivo de rehacer el estadio en un corto plazo. La gente visitaba por última vez el estadio donde tantos campeonatos se lograron y donde tantas glorias supieron jugar.

Hoy, en el 2016, la obra continúa realizándose con la dirigencia encabezada por Juan Sebastián Verón, prosiguiendo lo hecho por dirigencias anteriores como la de Quique Lombardi (periodo donde más avanzó la construcción) y Julio Alegre (uno de los mayores luchadores por la realización de la obra) entre otros.

A mediados de marzo se anunció que los 420 días de obra comenzarían a correr en el mes de abril y así fue, ya finalizado ese mes quedan menos de 400 días para que Estudiantes vuelva a hacer de local en su estadio. Se estima que a mediados de 2017 el estadio ya estará en condiciones para disputar encuentros.

La semana anterior, la dirigencia del club destinó 19 millones de pesos para la obra y comenzarán a realizarse los trabajos fuertes en el estadio. Luego de realizarse la limpieza del terreno y la puesta a punto, se liberó el terreno debajo de las tribunas para retirar escombros y otros elementos, y se espera que las lluvias no intercedan  en la construcción para poder continuar con los trabajos y no contar más días perdidos que, en definitiva, retrasarán la inauguración del estadio.

Las obras realizadas en el último mes, además de la limpieza,  fueron hormigonear la losa de los primeros pisos bajo 115 y la capa de compresión de 115 y 55, y acondicionar el pabellón demo para ser utilizado por el personal de construcción.  Estudiantes deberá abonar 192 millones de pesos para la culminación de la obra, dinero que obtendrá de diferentes acuerdos con empresas que pondrán el dinero,  a cambio de concesiones en el nuevo 1 y 57. Por ejemplo, lo recaudado por ventas de palcos o por el gimnasio (concesión por 10 años)  irá, un gran porcentaje, a las empresas en cuestión hasta recuperar su dinero invertido.

Volver a casa es lo que quieren sus hinchas, y hoy están más cerca de lograrlo.