Análisis por bloque 2016/17: Estudiantes de La Plata

Un resumen del funcionamiento de cada sector en el torneo anterior, y de las posibles variantes en este semestre para el conjunto dirigido por Nelson David Vivas.

Análisis por bloque 2016/17: Estudiantes de La Plata
Fotografía: Estudiantes de La Plata oficial

La defensa fue uno de los puntos más altos de Estudiantes en el torneo de Transición 2016. El equipo se mostró muy sólido, a pesar de las variantes (algunas obligadas) que tuvo que realizar el DT a lo largo del campeonato. Siempre fiel al estilo Vivas, jugando con 4 en el fondo, en su 4-5-1 o 4-4-1-1, según la observación de cada uno. Gran parte del torneo, los defensores salieron de memoria y eran: Sánchez, Schunke, Desábato, y el debutante Diarte. 
Pero como fue mencionado anteriormente, los nombres cambiaron algunos partidos, aunque no el esquema. Las primer variante que debió realizar Nelson Vivas fue luego de la lesión de Desábato, y el elegido para remplazarlo fue Leandro González Pires. El ex tigre tuvo un rendimiento muy aceptable hasta que también se lesionó en el clásico disputado en el Bosque. Se acopló muy bien con Schunke (otro de gran torneo) y no hizo sentir la falta del Chavo. Por ultimo, la segunda variante fue la de Leonardo Gil por Lucas Diarte. El ex Olimpo ingresó al elenco titular en las últimas fechas de modo sorpresivo, ya que, en primer lugar, no se esperaba a priori que se ubique de 3 (posición en la que nunca se lo había visto en un partido anteriormente) y además, porque a pesar de tener vaivenes en cuanto al rendimiento en algunos partidos, el joven tucumano había jugado en un nivel aceptable en lo que en ese momento era su campeonato debut como jugador profesional. La entrada de Gil fue una variante que suponemos fue por cuestión de rendimiento, pero que no favoreció al equipo, sino al contrario, ya que el colorado nunca se mostró cómodo en esa posición, y en defensa brindaba muchas ventajas, porque se notaba que no era su lugar natural dentro del campo de juego. Ahora, luego de la vuelta de Aguirregaray, se espera que charrua le pueda dar un mejor funcionamiento al equipo por la banda izquierda. No ocurrió lo mismo en la banda derecha que ocupaba el lateral Facundo Sánchez, ya que el ex Defensa y Justicia fue uno de los mejores jugadores del Pincha en el torneo, siempre una pieza importante (más en ataque que en defensa) para que el conjunto albirrojo se lleve los 3 puntos. 

En cuanto al mediocampo, Estudiantes consiguió el equilibrio que no había tenido años anteriores, debido al buen nivel que mostraron refuerzos y debutantes, o más precisamente, Augusto Solari y Santiago Ascacibar. Por el lado del ex River, tuvo algunos altibajos pero redondeó un buen campeonato, y  junto con Sánchez en ese tándem por la banda derecha fueron de lo más regular en el Pincha. Pero si hablamos de jugadores regulares, el más regular, el que más sorprendió, o simplemente el mejor, fue Santiago Ascacibar. El rusito fue la revelación, ya que fue su torneo debut en la Primera División, y su vez, consagratorio, ya que fue su productividad en este el que lo llevó a jugar los JJ.OO. No hay mucho que quede por decir del juvenil: laborioso, metedor, ordenado, y también por momentos, distribuidor de juego. Ascacibar mostró un nivel altísimo, acompañado en ese mediocampo central por Israel Damonte, quien también se encuentra en un gran momento, y que supo compaginar bien con el rusito desde el primer partido, como si jugaran juntos desde hace mucho tiempo. Por el lado del platinado, a nuestro parecer, tuvo su mejor semestre desde su regreso a Estudiantes en el 2013. Pero actualmente, la buena aparición de Ivan Gómez y el regreso del Chapu Braña hace que nadie tenga el puesto asegurado en ese doble 5. Le da nuevamente mayor competitividad al puesto, y mayor recambio, algo igual de importante para lo que se viene. 
Ahora sí, por último, hablaremos de los atacantes, que durante todo el torneo anterior fueron Gaston Fernández y Lucas Viatri. La Gata siempre un poquito más retrasado jugando casi como un enganche clásico, fue un jugador determinante en este esquema de Vivas, ya que cuando el aparecía, todos jugaban mejor. Tomó la responsabilidad de ser el diez, de hacer jugar, y lo hizo de gran manera. El era el encargado de enlazar el mediocampo con Viatri, el nueve clásico del equipo. Por el lado del ex Boca, fue el goleador, el delantero de área que todo plantel necesita. Por ello, cuando el ex Boca estuvo afuera por alguna lesión, el equipo sufrió su ausencia, a pesar de la buena aparición de Facundo Quintana. Esta es una de las causas por las que en este mercado de pases se acercaron muchos refuerzos atacantes a Estudiantes (Bailone, Vargas, Toledo). Son opciones que el equipo tenga variantes, y Viatri, un buen descanso, teniendo en cuenta las 3 competencias que se aproximan. La duda que nos aguarda aún para este nuevo semestre es saber si Titi Rodríguez, Juan Ignacio Cavallaro, o el que sea, estarán a la altura de remplazar a Gaston Fernandez, un jugador decisivo para el Pincha en el último Torneo de Transición.