Tarde para el olvido en Sarandí

En la tarde de ayer, Estudiantes perdió por penales frente Unión y se quedó afuera de la Copa Argentina.

Tarde para el olvido en Sarandí
Pincha Pasión

Estudiantes de La Plata, en un mal partido del equipo de Nelson Vivas, cayó derrotado ante Unión de Santa Fe. Desorientado, con poco fútbol y poco desequilibrio individual, el Pincha nunca le encontró la vuelta al partido, y Unión, sin merecerlo demasiado, se terminó llevando el premio. 

Desde el comienzo, se tornó difícil el encuentro para el León. El Tatengue tuvo un par de situaciones de gol claras: una de Lucas Gamba ante la salida del debutante Losada, y un tiro libre en el palo de Martín Rolle, entre otras. Por el lado del Pincha, se puede mencionar un buen centro de Sánchez que no llego a conectar Viatri en el área como la de mayor peligro, en una primera mitad donde casi no pateó al arco. 

Estudiantes jugaba de manera muy anunciada el partido, no tenía sorpresa para llegar al arco contrario, y la defensa del Tatesiempre bien plantada y ordenada, se dedicó a esperar y buscar lastimar de contragolpe. 

El tridente Rodríguez-Cavallaro-Solari no funcionó, y los "creativos" y desiquilibrantes no aparecieron. Flojo partido de Titi y del ex River Plate, que se mostraron muy desconectados con el juego y casi no resolvieron bien ninguna jugada. En menor medida Juani Cavallaro, que fue el que menos jugó, y el que más riesgo generó hacia el arco contrario, aunque se nota que le cuesta ser el elaborador de juego en el ataque pincha, como lo supo ser Gastón Fernández el pasado semestre. 

Así llegamos a la segunda mitad y estas falencias el equipo no las pudo mejorar, sino que las acrecentó. El conjunto albirrojo siguió con poca movilidad, pases muy cantados, y jugando casi en "cámara lenta". La más clara: una de Cavallaro en el arranque. Por su parte, los de Madelón, sin generar tampoco situaciones de peligro, estaban cada vez más cómodos con el trámite del encuentro. 

Al ver esto, Vivas metió mano en el equipo, pero cambiando sólo las figuritas y no el esquema. Primero, entró Jeisson Vargas por Cavallaro, al comienzo del complemento nomás. Luego, Ignacio Bailone por Viatri (de mal partido) y, por último, Gabriel Graciani por Rodríguez. 

Párrafo aparte para el ex Boca, al que se lo ve también con un bajo rendimiento hace varios partidos. Ayer retrocedió mucho por momentos, entorpeciendo el juego y, lo peor, dejando el lugar del '9' vacío.

De esta manera, el Pincha acumuló jugadores ofensivos pero nunca claridad para superar la defensa contraria y generar peligro en el arco defendido por Nereo Fernández.

Con el resultado en cero, la cosa se definió desde los 12 pasos. Fernández fue figura, atajó dos penales (Bailone y Graciani), y Unión se llevó el cheque y el pase a la siguiente fase.

Un golpe duro para Estudiantes, que este año apostaba a llegar más alto en la Copa Argentina, un torneo que siempre le fue esquivo. Ahora, deberá reponerse rápido y poner todas las fichas para el partido decisivo contra Belgrano por Copa Sudamericana, en tan sólo 10 días.