¡Los tres leones!

En la victoria de ayer ante el 'Ciclón' (1-2), Nelson Vivas dispuso por primera vez un triple cinco conformado por Israel Damonte, Rodrigo Braña y Santiago Ascacibar.

¡Los tres leones!
Foto: Andrea Arce

Nelson Vivas conformó un triple cinco con el fin de cortar el gran circuito de juego de su rival, que en los últimos partidos le había dado mucho rédito. Su plan le salió a la perfección, ya que ninguno de los jugadores del medio sector azulgrana pudo desempeñarse como lo habían hecho en los partidos anteriores. 

San Lorenzo venía con un nivel superlativo en todas sus líneas, sobre todo en la mitad de la cancha. Fernando Belluschi, Néstor Ortigoza y Sebastián Blanco habían logrado una sociedad muy buena y, a raíz de eso, los dirigidos por Diego Aguirre pudieron mostrar buen fútbol y, fundamentalmente, conseguir resultados positivos. Entonces, el DT pincharrata optó por prescindir de un jugador con vocaciones ofensivas, en este caso salió Carlos Auzqui por lesión, y en su lugar jugó el Chapu Braña para tratar de neutralizar el juego del local junto a Damonte y Ascacibar.

En el transcurso del juego se notó claramente la incomodidad que padecía San Lorenzo para poder generar y justamente lo sufrió producto de la presión ejercida por los mediocampistas del Pincha. Los jugadores del Ciclón estuvieron inconexos, no lograron asociarse en ningún momento del encuentro, y se les complico aún más con la expulsión de Franco Mussis. Luego de que echaran al ex jugador de Gimnasia de La Plata, Vivas decidió sacar a a Braña para usufructuar el hombre de más que tenía y llevarse las tres unidades del Nuevo Gasómetro. En su lugar, ingresó un ex azulgrana, Juan Ignacio Cavallaro. A partir del cambio, el equipo se soltó más y pudo encontrar el gol de la victoria en la cabeza de Israel Damonte que le dio el 2-1 final.