A ganar para confirmar un buen semestre

Estudiantes se enfrentará con Quilmes por la fecha número 30. Será en Sarandí y arbitrará Hector Paletta.

A ganar para confirmar un buen semestre
Esta vez, Benitez estará en el banco como DT (Imagen: Web Sintinta)

En el marco de la última fecha del Torneo de Primera División del futbol argentino, Estudiantes de la Plata enfrentará este martes, desde las 18 horas, a Quilmes en el estadio de Arsenal de Sarandí. Sin Desabato, Braña ni Damonte, el conjunto albirrojo buscará el pasaje a la próxima Copa Libertadores.

Con la presencia de Leandro Benitez en el banco de suplentes, por última vez debido a la llegada de Gustavo Matosas como nuevo técnico del primer equipo, el 'Pincha' saldrá a la cancha en busca de la victoria para asegurarse la clasificación a la Copa Libertadores 2018. Con los juveniles Foyth, Diarte, Ascacibar y Cascini (o Gomez), enfrentará a un 'Cervecero' ya descendido y plagado de jugadores juveniles. Por otro lado, casi con seguridad será el último partido para Aguirregaray, Toledo y Ascacibar, ya que a los dos primeros se les vence el contrato y el restante será el jugador a vender. Además, entre los suplentes se encontrarán Viatri y Solari, otros dos que dejarán la institución.

El visitante descendió a la segunda categoria del futbol y comenzó a limpiar su plantel pensando en el próximo semestre, por lo que los ex Estudiantes Matias Sarulyte y Diego Colotto no participarán del ultimo encuentro, como si lo hará otro ex albirrojo, Matias Orihuela.

Estudiantes formará con: Andújar; Aguirregaray, Schunke, Foyth, Diarte; Sanchez, Ascacibar, Cascini, Dubarbier; Otero y Toledo.

Por el lado de Quilmes, el equipo no está confirmado pero no saldrá de los siguientes concentrados: Andrada, Benegas, Carrizo, Da Campo, Gonzalez, Ilarregui, Ledesma, Lozano, Lopez, Negri, Obregón, Orihuela, Pinedo, Ramirez, Rigamonti, Torres, Trombetta, Valdez.

El encuentro será dirigido por Hector Paletta. De ganar, Estudiantes clasificará a la Copa Libertadores 2018, de empatar o perder deberá esperar los resultados de quienes lo persiguen en la tabla de posiciones (San Lorenzo e Independiente). En el peor de los casos entrará a la Copa Sudamericana del próximo año. Si gana con una goleada superior a cinco goles de ventaja, finalizará el torneo en la segunda posición, pero los partidos hay que jugarlos.