A 36 años del fin del récord de Barisio

El 26 de julio de 1981, el récord de Carlos Barisio de valla invicta llegó a su fin tras 1074 minutos cuando Ferro empató 1 a 1 con Talleres por el Torneo Metropolitano.

A 36 años del fin del récord de Barisio
Fotos: Archivo Télam

Un día como hoy pero de 1981, se estableció una marca en la historia del fútbol argentino que todavía no se pudo superar. Carlos Barisio, arquero de Ferro por aquel entonces, alcanzó la cifra de 1074 minutos sin que le conviertan goles.

Ese día el equipo de Caballito vencía 1 a 0 a Talleres de Córdoba pero a los 88’ Humberto Bravo paró la pelota de pecho, sacó un fuerte derechazo al ángulo y convirtió el gol que significó el empate del partido y el punto final a la increíble racha de Barisio.

Ferro, comandado por Carlos Griguol peleaba el Metro ‘81 con el Boca de Diego Maradona y Miguel Brindisi. El conjunto de la rivera llegaba un punto por encima de los de Caballito a falta de cuatro fechas por jugar. El empate conseguido por el Verdolaga contra los cordobeses lo alejó del puntero que le había ganado a Colón y que luego se coronaría campeón.

El récord comenzó dos meses antes en un encuentro por la vigésima fecha entre Ferro y San Lorenzo. A los 3 minutos, Héctor Scotta marcó el primer gol del match y desde allí Ferro estuvo más de 10 partidos sin sufrir anotaciones.

El 9 de julio, por la fecha 28ª, Barisio superó la marca vigente hasta entonces. Pertenecía a Antonio Roma, quien mantuvo el arco de Boca por 789 minutos. En aquella fecha patria de 1981, los de Caballito golearon 4 a 0 a Instituto y, a los 20’ de la segunda mitad, el arquero verdolaga superó al Tano.

Finalmente, tres fechas después, terminó el invicto de Ferro y Barisio con el imponente número de 1074 minutos sin recibir goles. Fueron casi 12 partidos. Entre el tanto de San Lorenzo a los 4’ del primer tiempo y el de Talleres a los 88’. En el medio pasaron Newell’s, Independiente, River, Vélez, Argentinos Juniors, Estudiantes, Colón, Instituto de Córdoba, Rosario Central y Racing sin poder convertirle al nacido en San Fernando.

En 2001, en una columna publicada en La Nación, Amadeo Carrizo, ídolo de Barisio y quien era arquero en River cuando este estaba en las inferiores, comentó que el récord de más de 1000 minutos con la valla invicta no se iba a superar jamás. Pasaron 16 años más y el tiempo le da la razón a Amadeo. El fútbol argentino no encontró ningún arquero de primera que pueda sacarlo del trono a Carlos José Barisio.


Share on Facebook