Gimnasia ya cumplió

Gimnasia y Esgrima La Plata cumplió con las sanciones impuestas. Luego de llevarse a cabo el tercer amistoso (y tercer triunfo) ante el Everton, el conjunto albiazul vuelve al ruedo del torneo local.

Gimnasia ya cumplió
Foto: diariohoy

Tras los incidentes en el Clásico Platense de verano en Mar del Plata, Gimnasia debió cumplir ciertas sanciones. Entre ellas tres amistosos. El día jueves se llevó a cabo del tercer y último de ellos, ante el Everton, equipo de la Liga Amateur Platense.

El encuentro se jugó en el predio del Everton, “Pachi Funes”, ubicado en el barrio “Aeropuerto” de la Ciudad de las Diagonales, y hubo alrededor de mil espectadores, y el encargado de impartir justicia fue Mariano González.

El equipo conducido por Pedro Troglio marcó la diferencia y se impuso por 4 a 1. Los autores de los goles fueron Federico Rasic, Luciano Perdomo, Matías García y Brian Andrada (de penal) para el Lobo, y Pablo Ferreti para el Everton.

La buena nueva para Gimnasia es que Nicolás Mazzola quedó a un partido del su vuelta a la competencia local. El delantero fue quien sufrió la sanción con mayor severidad, debido al enfrentamiento que tuvo con Mariano Andújar, arquero del Pincha. Luego del partido contra Vélez Sarsfield, Mazzola estará disponible para el próximo partido, frente a San Lorenzo por la sexta fecha en el Bosque.

Formación de Gimnasia: Bonin, Bonifacio, Guagnini, Oliver Benítez y García; Perdomo, Omar Pouso; Antonio Medina, Faravelli, Javier Mendoza; Federico Rasic.

Formación del Everton: Maximiliano Mareco; Damián Nicolini, Maximiliano Yalet, Andrés Gesualdo y Gastón García; Juan Cruz García, Matías Chapetta, William Pilaszek y Nicolás Toscani; Carlos Cimino y Pablo Ferretti.

El Lobo ya cumplió con lo que el tribunal indicó, por lo que el cuerpo técnico ya tiene en mente pelear el torneo local y prepararse para Copa Argentina.

De esta manera, el día viernes por la mañana a las 9.30 horas, el plantel de Gimnasia y Esgrima La Plata, se reencontrará en Estancia Chica a fin de llevar a cabo un entrenamiento a puertas cerradas, esperando el partido contra el Fortín.