Los cinco clásicos previos en la misma condición

Dos derrotas y tres empates son los resultados arrojados por Gimnasia en los encuentros citados. Desde su ascenso la historia se emparejó mucho más

Los cinco clásicos previos en la misma condición
Los cinco clásicos previos en la misma condición

En los últimos encuentros el Lobo no ha podido imponerse al León. Más teniendo en cuenta que desde 2005 hasta entonces en la condición que fuere han pisado el Estadio Ciudad de La Plata y ni siquiera allí Gimnasia y Esgrima La Plata supo doblegar a su eterno rival.

Pero, teniendo en cuenta los últimos cinco enfrentamientos de carácter oficial y por torneo que respecte a la competencia nacional, la cuestión se vio enparejada o en su defecto minimas ventajas decretaron los parciales.

Previo al descenso del Tripero y en su vuelta quedan enmarcados estos cinco episodios que no caprichosamente son tomados y cercados al análisis, sino tambien para enmarcar dos etapas y de donde puede surgir este emparejamiento que a priori puede volver a regir esta versión 155º del Clásico platense.

El primer encuentro que citamos es aquel 3-0 de la tercera fecha del torneo local de apertura de mediados del año 2009 donde Estudiantes volvía al Estadio Ciudad de La Plata luego de disputar la final ante Cruzeiro donde conquistó la Copa Libertadores. Los goles: Juan Manuel Salgueiro, Mauro Boselli y Enzo Pérez.

Luego, algo particular, en 2010 Gimnasia en un muy mal momento futbolístico e institucional visitó por el Torneo Apertura del mismo año al León en el Estadio Centenario de Quilmes Atlético Club donde perdió 2 a 0 con converciones de Juan Sebastián Verón y Federico Fernández.

Meses más tarde, el Local saldría campeón del certamen local. En el banco Tripero estaba sentado Diego Cocca, quién fue el que en la versión anterior a este clásico oficial pero en el Bosque le pudo ganar al Pincha 3-1.

Más particular aún es si juntamos este encuentro con el que le siguió, ya en el año 2011, el Lobo renovaba su plantilla con el objetivo de permanecer en Primera aunque el promedio asustara fecha a fecha y apostó a Angel Cappa en el banco con la vuelta de Guillermo Barros Schelotto.

Ese partido se jugó en el Estadio Único con toda gente de Gimnasia. Al albirrojo lo dirigía Eduardo Berizzo y logró llevarse un triunfo por 2-0 en una cancha donde no cabia un alfiler y se comenzaba con la prohibición de ingreso de hinchas visitantes. Los goles los marcaron Enzo Pérez y Gastón Fernández.

Luego el destino del Lobo fue el peor. Se concretó su descenso a la segunda categoría. Durante un período de dos años no se vieron las caras y todo hace pensar que fue una justa decisión para anular las cargadas y gastadas y prevenir hechos violentos.

En su vuelta rápidamente se cruzaron en un partido muy trabado y demaciado disputado en mediocampo. Se jugaron todo y se había ansias de clásico por abstinencia.

Fue 1-1 con el colombiano Correa de paso fugaz en el Lobo marcando y lesionandose inmediatamente, y descontando Matías Aguirregaray en una jugada que dio lugar a la polémica. El empate fue el resultado que más reflejó lo que fue el partido agradeciendo que haya dos converciones en un partido tan trabado. Fue en 2013.

El año siguiente, coincidiendo justo con las fechas de disputa de los derbies tradicionales de la Región que referían a la competencia por Copa Sudamericana donde el León de local pudo sacar una mínima ventaja y superar al Lobo, posterior a esto aburrieron en un 0-0.

Pareció ser el Tripero quien tenía más ganas de triufar aquel partido que les pedía sed de revancha. Estudiantes pensando en la fase siguiente subestimó un rival más que de fuste en un partido más que singular. 

En último término se vieron las caras el año pasado. También fue empate en uno. Con Maximiliano Meza abriendo el marcador tempranamente para la Visita y aguantando esa ventaja es cuando Leonardo Jara envoca el emparde.