Dos clásicos, dos hechos de violencia

Tras caer por 3 a 0 frente a su clásico rival de La Plata, los jugadores de Gimnasia que se encontraban junto a algunos dirigentes, protagonizaron un nuevo hecho de violencia.

Dos clásicos, dos hechos de violencia
Foto: Twitter Diego Fleitas (@diefleitas)

En la tarde del día domingo, se llevó a cabo en el Estadio Único de la Ciudad de las Diagonales, el partido que hace que dicha ciudad, se vista de fiesta: el clásico platense.

Previo al acontecimiento, durante los días jueves y viernes, los dirigente de Estudiantes y de Gimnasia y Esgrima, se reunieron con el Ministro de Seguridad de la Provincia de Buenos Aires, Ritondo, y con el intendente de La Plata, Julio Garro, de manera respectiva.

La finalidad de dichos encuentros tuvo que ver con los incidentes que se produjeron en el clásico que se jugó en Mar del Plata. El partido era del Pincha hasta que a poco de terminar, se produjo una batalla campal entre los jugadores, por lo que el juez decidió suspender el cotejo.

El mensaje que se buscó plasmar en la sociedad amante del fútbol es simple: si hay violencia, no hay fútbol.

Por la fecha séptima del Torneo de Transición 2016, Estudiantes recibió al Lobo y se llevó a cabo el enfrentamiento; el número 155 entre ellos. No obstante, el Pincha goleó por 3 a 0 a Gimnasia, y cuando se creyó que todo había llegado a su fin, no fue así.

Tras el resultado que marcó el final, jugadores de Gimnasia y Esgrima La Plata protagonizaron una pelea de puños para con sus propios dirigentes en el palco. Estos incidentes fueron filmados y ya se hicieron virales por internet. La inquietud más grande es la que todos nos hacemos al ver imágenes tan bochornosas: ¿qué es lo que pasó en ese palco?

Por el momento, tanto jugadores como autoridades de la institución platense, dieron a conocer las causas.

Cuando creímos que el mensaje que se trasmitió durante la semana en contra de la violencia había sido claro, estábamos equivocados. El fútbol argentino sigue sin aprender la lección.