Gustavo Alfaro, un técnico con éxitos y fracasos

Gustavo Alfaro firmó su contrato y es oficialmente el técnico de Gimnasia y Esgrima La Plata, contrato que finalizará en junio del 2017. A continuación te invitamos a repasar la trayectoria del nuevo DT tripero.

Gustavo Alfaro, un técnico con éxitos y fracasos
Foto: Infobae

Tras la salida de Pedro Troglio como entrenador de Gimnasia y Esgrima La Plata luego de la derrota en el clásico con Estudiantes, la CD se movió rápidamente para buscar al sucesor. Luego del interinato de Andrés Yllana dirigiendo frente a Arsenal en la última fecha, la dirigencia presentó oficialmente a Gustavo Alfaro, quien firmó contrato con el Lobo hasta junio 2017. A continuación repasamos su trayectoria.

Futbolista en el olvido

Nacido en Rafaela el 14 de agosto de 1962 (53 años), se desempeñó como jugador profesional durante apenas tres años, vistiendo la camiseta de Atlético de Rafaela entre los años 1989 y 1992, jugando 126 partidos y marcando 6 goles, llegando a disputar una promoción por el ascenso a la Primera División en 1989 como su mayor hito. 

Sus primeros pasos como DT

Luego del retiro se hizo cargo de la conducción técnica de Atlético de Rafaela en 1992 hasta 1995. Más tarde pasó por Patronato, Quilmes, volvió a Rafaela, Belgrano y retornó al Cervecero. Durante ese lapso (1995-2004) obtuvo dos ascensos, primero con el Aurinegro en el 2002 y luego con el Cervecero en el 2003, club al que clasificó a la Copa Sudamericana por primera vez en la historia y a la Copa Libertadores por segunda vez.

  

Experiencia única pero sin éxito

En el 2005 tuvo la gran oportunidad de dirigir a uno de los denominados 'cinco grandes' del fútbol argentino cuando fue contratado por San Lorenzo. Para encarar el Torneo Clausura de aquel año Alfaro le pidió a la CD refuerzos de jerarquía para evitar la renuncia a los pocos días de asumir, y los dirigentes cumplieron con sus deseos, sumaron ocho caras nuevas y adquirieron el pase de Ezequiel Lavezzi. Pero las cosas no saldrían como se esperaban, ya que el Ciclón culminó dicho certamen con 28 puntos producto de 7 triunfos, 7 empates y 5 derrotas, con goleadas en contra ante River (1-5), Banfield (0-5) y Colón (1-4). Debido al flojo arranque en el campeonato siguiente, el por aquel entonces presidente Rafael Savino lo despidió del cargo.

Acuerdo desechado

Después de haber dejado el cargo en San Lorenzo, el rafaelino acordó su llegada a Rosario Central, pero a último momento decidió no hacerse cargo de la conducción técnica por motivos personales que calificó como "compromisos ineludibles".

Primer éxito deportivo

En el 2006 arribó a Arsenal y no solo realizó la mejor campaña en la historia del club en Primera División hasta ese momento con 32 puntos, sino que además obtendría la Copa Sudamericana 2007, siendo el primer trofeo internacional para los de Sarandí. Al final de la temporada decidió no renovar el contrato.

Ahora sí, se vistió de Canalla

En octubre del 2008 asumió el cargo en Rosario Central reemplazando al despedido Pablo Sánchez, desechando la oferta de la Selección de Colombia. Pero su paso por el club rosarino fue un gran fracaso, ya que en 14 partidos dirigidos cosechó 2 triunfos, 2 empates y 1 derrotas, presentando la renuncia en febrero del 2009.

Sarandí, su lugar en el mundo

En junio del 2016 inicia su segundo ciclo al mando de Arsenal, obteniendo el 3er puesto en Campeonato de Primera División 2010/11 con 32 puntos. Tras un pobre 13er lugar en el torneo siguiente con 24 unidades, se coronó campeón en el Clausura 2012 con 38 puntos, título que habilitó a los de Sarandí disputar la Supercopa Argentina contra Boca, ganador de la Copa Argentina de aquel año. Y los dirigidos por Alfaro se coronaron campeones al imponerse 5-4 en los penales. En el 2013 llegaría un trofeo más luego de que Arsenal se impusiera 3-0 en la final de la Copa Argentina ante San Lorenzo, siendo el quinto título del conjunto celeste y rojo, todos con el DT rafaelino en el banco. En abril del 2014 los malos resultados en el ámbito local hicieron que Gustavo tomara la decisión de dejar el cargo cuando finalizara su contrato, sin embargo la CD optó por despedirlo cuando el equipo había clasificado a los 8vos de final de la Libertadores, ya que en el torneo doméstico solo cosechó 10 puntos en 13 fechas.

Un Tigre rafaelino

En septiembre del 2014 firmó contrato con el Club Atlético Tigre, club con el que cosechó 26 puntos en el Torneo de Transición 2014 (7º puesto) y 46 unidades en el Torneo Julio Humberto Grondona (10º puesto), mientras que en el ámbito internacional solo disputó el repechaje de la Sudamericana 2015 y la Liguilla Pre-Sudamericana 2016.