El Lobo, entre malas y buenas

Gimnasia no está exento de la crisis del fútbol argentino. Entre deudas que dilatan cada vez más, idas y venidas complicadas, se desarrolla la pretemporada tripera.

El Lobo, entre malas y buenas
Foto: Triperomaníacos

La situación del fútbol argentino es crítica: desde la posible retirada del Fútbol para Todos, hasta las millonarias deudas que tienen los clubes, e incluso la intervención de AFA. Pero eso es reflejo de rasgos generales y actuales. Pero lo cierto es que cada institución atraviesa su propia crisis, como es el caso de Gimnasia y Esgrima La Plata, que no sólo tiene deudas para con los jugadores de la máxima categoría, sino con empleados de UTEDYC y profesores de distintas disciplinas que ya llevan 3 meses sin cobrar, por lo que decidieron convocar a un nuevo paro. Esto se debe a que el presidente del club había prometido que el viernes pasado la deuda se haría inferior, pero dicho suceso no ocurrió.

En la tarde del día martes llevaron a cabo una manifestación en busca de respuestas en la puerta de la sede, ubicada en 4 entre 51 y 53 de la Ciudad de las Diagonales. Esta marcha es una lucha que hace UTEDYC en un plan nacional, exponiendo lo que sucede en los clubes argentinos. Ya hicieron una manifestación en Quilmes y Argentinos Juniors también.

Los que se quedan y los que se van

Ante tan complicado panorama, algunos jugadores decidieron dar un paso al costado y continuar su carrera en otro club. Tal caso es el de Omar Pouso, quien rescindió su contrato, dejando libre un nuevo cupo. Faravelli, quien se iba de Gimnasia que hacía uso de la opción, si bien no dio detalles, no le pagaron y continúa en Newell’s.

Pero la buena noticia se enmarca con Facundo Oreja, quien se quedará a vestir la camiseta del Lobo, y la intención del club es extenderle el contrato hasta junio de 2019. Se habla de una posible retirada con la albiazul.

Por otro lado, quién visitará la ciudad de La Plata, será Sebastián Gorga para hacerse la revisión médica y sellar su vínculo con la institución.

La novela de Ramos concluyó al fin

El jugador peruano Christian Ramos ya es jugador oficial del club y selló su vínculo por tres temporadas. El futbolista, de 27 años, quien se desempeñaba en el club Juan Aurich de Chiclayo, fue fichado por las autoridades en la Copa América Centenario.

"Estoy feliz de estar aquí porque sé que voy a crecer futbolísticamente”, manifestó Ramos, quien no sólo piensa en tener una buena participación con Gimnasia, sino también con la selección peruana.

En el día de hoy, Christian Ramos se hará la revisión médica en CIMED y se presentará en Abasto para el segundo turno del entrenamiento.