Menos de lo esperado

Tras disputarse las primeras 5 fechas del campeonato, Gimnasia acumuló 8 puntos de 15 jugados. Un buen arranque que perdió regularidad.

Menos de lo esperado
Oreja y Ascascíbar luchando por la pelota. (Foto: Depor)

El Torneo de Primera División 2016/17 ya lleva disputadas sus primeras 5 fechas y de a poco comienzan a fijarse los objetivos que tendrán cada uno de los 30 equipos participantes. En el caso de Gimnasia y Esgrima de La Plata, vale destacar el buen arranque obteniendo dos victorias consecutivas y sin recibir goles, pero en las tres jornadas siguientes no pudo sumar de a tres y acumula una derrota y dos empates en fila.

La ilusión tripera comenzó el 27 de agosto recibiendo en el Juan Carmelo Zerillo a Vélez Sarsfield, un partido en el que el Lobo sufrió la expulsión de Facundo Oreja a los 7 minutos del primer tiempo pero que sin embargo, pudo doblegar a su rival a pesar de la inferioridad numérica, ya que el Fortín nunca encontró los caminos para hacer valer la ventaja, la cual se desvanecería con la expulsión de Desábato. Franco Niell a los 57' y Nicolás Ibáñez a los 90' marcaron los goles del triunfo 2-0. 

Aquel día Gustavo Alfaro plantó en cancha a Arias; Oreja, Coronel, Ramos, Licht; Carrera, Perdomo, Imperiale, Meza; Niell y Vegetti.

El 9 de septiembre el Tripero visitó Paraná para enfrentar a Patronato. Tras un arranque intenso, de ida y vuelta, con llegadas de ambos equipos, el juego se tornó muy friccionado y con mucha lucha en el mediocampo, hasta que a los 27 minutos del primer tiempo Vegetti se vistió de asistidor y Franco Niell se elevó en el aire para decretar el 1-0, resultado que Gimnasia aguantaría hasta el final. 

Los once titulares aquel día fueron Arias; Oreja, Guanini, Coronel, Licht; Carrera, Perdomo, Imperiale, Meza, Niell y Vegetti.

Tras estas dos victorias consecutivas y sin recibir goles, llegaría el primer tropiezo, en casa y frente a Atlético de Rafaela. Con la oportunidad de llegar a la punta del torneo junto a Estudiantes, el Lobo tuvo las situaciones más claras a pesar de que la Crema manejó mejor la pelota en la primera etapa. Sin embargo, a los 12' del complemento Borgnino marcaría el único tanto del partido, y para colmo Gimnasia se quedaría con diez jugadores por la expulsión de Imperiale sobre el final.

Aquel día Alfaro puso en cancha a Arias; Bonifacio, Guanini, Ramos, Licht; Carrera, Imperiale, Perdomo, Botinelli; Niell y Vegetti.

Sexta fecha del campeonato, el Lobo visitaba Sarandí para enfrentar a Arsenal. Con el objetivo de recuperarse del traspié en casa, los dirigidos por Lechuga salieron con todo, a tal punto de que en 25 minutos ya ganaban 2-0 con un doblete de Nicolás Ibáñez. Sin embargo pagaron caro la falta de contundencia en los últimos metros y Arsenal se despertó en los últimos diez minutos, descontando a través de Boghossian y encontrando el agónico empate en los pies de Giménez en el minuto 91.

Los once de Gimnasia fueron Arias; Gorga, Guanini, Ramos, Licht; Perdomo, Miloc; Romero, Ibáñez, Carrera; Mazzola.

Por último llegamos a lo que fue una nueva edición del clásico platense, un partido mal jugado, aburrido, con un poco mejor de manejo de balón por parte del Tripero pero con pocas llegadas y muchos resbalones e imprecisiones en ambos lados. Si bien Gimnasia le cortó el circuito de juego a Estudiantes, se olvidó de hacer su parte y terminaron empatando sin goles, un punto que le sirvió más al Pincha.

Los once que puso en cancha Alfaro fueron Arias; Oreja, Gorga, Guanini, Licht; Ibáñez, Imperiale, Perdomo, Romero, Carrera; Mazzola.

En conclusión, Gimnasia y Esgrima de La Plata ostenta 8 puntos de 15 jugados, producto de 2 triunfos, 2 empates y una derrota, marcando 5 goles y recibiendo 3. Si bien el torneo recién arranca y el Lobo está a solo 5 puntos del líder Estudiantes, debe encontrar un mejor rendimiento y mantener una regularidad si aspira a pelear por el campeonato, mientras aguarda por el partido de Copa Argentina con Racing y a la espera de Newell's, el próximo rival en el ámbito local.