El Lobo rugió fuerte y clasificó

En un partido cambiante, Gimnasia logró imponerse ante Racing y, así, clasificó a los 4tos. de final de la Copa Argentina. ¿El rival? Será San Lorenzo.

El Lobo rugió fuerte y clasificó
Gimnasia ganó y clasificó a los Cuartos de Final.

Gimnasia logró levantar cabeza y conseguir un triunfo que le era esquivo hace varias semanas. Los de Gustavo Alfaro debieron cambiar de certámen para poder quedarse con una nueva victoria, ¿y qué mejor que conseguirla ante un grande como Racing y por la Copa Argentina?

Sin embargo, más allá de la clasificación a los Cuartos de Final, habrá que hacer un doble análisis del encuentro que ofreció el Lobo platense. Es que hubo dos equipos completamente diferentes en los 90 minutos.

El primero fue el del inicio del partido. Es que si bien Gimnasia intentó asentarse en el estadio de Lanús, no pudo hacerlo ante un Racing bien plantado y con el manejo de la pelota. Los de La Plata volvieron a demostrar una tibieza y desesperación a la hora de atacar, que los llevó a obnubilarse de tres cuartos de cancha para adelante. Nunca supieron aprovechar la velocidad y agilidad a la hora de moverse de Franco Niell, desperdiciando una variante interesante en el ataque. 

Todo lo contrario ocurrió en la segunda etapa del encuentro. Otro Gimnasia salió a la cancha, un equipo que fue en busca de un sólo objetivo: ser el mejor y quedarse con la clasificación. Tal es así que bastaron sólo cuatro minutos para que Daniel Imperiale aprovechara un rebote de Orión y estrellar la pelota en la red. Pero no le fue fácil a los dirigidos por Alfaro, ya que debieron defender con uñas y dientes el 1-0 ante el asedio de la Academia. Aún así, Racing no pudo con la buena defensa platense que pasó a la siguiente ronda de la Copa Argentina. 

Lucas Litch y Alexis Arias merecen un párrafo aparte. Con excelentes atajadas, el arquero fue uno de los principales artífices de esta victoria que le permite a Gustavo Alfaro y equipo poder respirar. El defensor, por su parte, volvió a demostrar con su buena lectura de juego, su entrega y exquisitos pases, que es uno de los pilares fundamentales dentro del plantel. No es casual que el único tanto del encuentro haya venido de un tiro libre ejecutado por él. 

En la siguiente ronda, Gimnasia deberá verse las caras con San Lorenzo, una de las revelaciones de este semestre.