Uno por Uno: las ganas de Dibble y no mucho más

El Lobo no pudo con Lanús en el Bosque y cayó por 3 a 1. Gimnasia tuvo la posesión del balón pero carenció de profundidad. En ese nivel irregular, resaltaron el entusiasmo de Dibble, los intentos de Aleman y la seguridad de Bolivar.

Uno por Uno: las ganas de Dibble y no mucho más
Dibble, de lo mejor de Gimnasia. Foto: Web Gimnasia

En su segundo partido como local, Gimnasia volvió a caer, esta vez ante Lanús por 3 a 1. El equipo de Mariano Soso no renunció a su libreto de juego, mantuvo el control de balón durante el partido pero no encontró los caminos hacia el arco de Fernando Monetti. El podio albiazul lo conformaron Nicolás Dibble, Brahian Aleman y Agustín Bolivar. A continuación, los puntajes de los futbolistas del Lobo.

Alexis Martín Arias (5): Otorgó un rebote corto en el primer gol de Lanús. Además, no acertó en ninguno de los dos penales ejecutados por Sand. Bien en el juego con los pies.

Facundo Oreja (6): Seguro para salir jugando y no desordenarse. Le cubrió bien las espaldas a Bonifacio. Perdió más de lo que ganó en el juego aéreo.

Fabián Rinaudo (3,5): Se nota y mucho que no siente la posición de líbero. Muy desorganizado y pierde constantemente por abajo como por arriba. Cometió dos penales, sobre todo el último en donde la pelota le pega increíblemente en la mano. El corazón y la entrega de siempre pero con eso no alcanza.

Omar Alderete (4,5): Flojo partido del defensor paraguayo. Cometió un foul inncesario al minuto de juego, en donde Sand después transformó en gol. Lento a la hora de jugar el balón y dejó muchos espacios en su sector.

Agustín Bolivar (6,5): Como volante central, luchó mucho en donde ganó y perdió contra Marcone y Román Martínez. Atento para cubrir los huecos defensivos de sus compañeros. Fue rueda de auxilio constante. Con el paso de los partidos, el juvenil se va asentando en la Primera División.

Ezequiel Bonifacio (4): Su nivel sigue decayendo a medida que pasan los partidos. Nervioso cuando tiene el balón en sus pies, siempre toma la decisión equivocada. Sobre el final del partido, logró desbordar aunque sin precisión en los centros.

Lorenzo Faravelli (4): Trata de convertirse en el conductor del equipo pero choca contra su irregular nivel. Muy impreciso y tomando malas decisiones, jamás supo ser el generador de juego. Gimnasia necesita más del jugador rosarino.

Brahian Aleman (6,5): Se nota que es el jugador desequilibrante del equipo aunque le falta compañía. Cuando no encuentra algún receptor, traslada por demás y pierde siempre el balón. Apeló y mucho a su buen tiro de media distancia. Con ganas, fue uno de los grandes valores del Lobo en la tarde-noche del Bosque.

Lucas Licht (4): No le encuentra la vuelta a su nueva posición de lateral-volante por izquierda. En defensiva, pierde casi siempre. Cuando debe pasar al ataque, no genera nada. Soso lo reemplazó en el entretiempo por Colazo.

Nicolás Dibble (7): Con esfuerzo, ímpetu y veguenza deportiva, el delantero uruguayo fue el mejor jugador de Gimnasia. Se tiró por las bandas y desequilibró constantemente a la defensa de Lanús. Le faltó compañía pero se las ingenió para generar peligro.

Nicolás Ibáñez (4): En otra sintonía. Perdió siempre con Canuto y García Guerreño. Tuvo una ocasión clara de frente al arco pero le pifió en el disparo. Fue reemplazado por Mazzola.

Ingresaron:

Nicolás Colazo (5): Se situó en el lugar de Licht y trató de ensanchar la cancha. Buscó asociarse con Aleman y desbordar por el sector izquierdo. No estuvo preciso con el balón detenido.

Nicolás Mazzola (5): Entró por Ibáñez y marcó el gol del descuento. No gravitó demasiado pero sumó cartuchos en la lucha por el puesto de centro delantero titular.

Franco Niell (-): Jugó pocos minutos.