Invicto en casa

En condición de local, y sólo en Primera División, Godoy Cruz jamás cayó frente a San Martín. El sábado se jugará de nuevo el Clásico.

Invicto en casa
El último partido que se jugó en Mendoza fue empate. Zuqui (foto) será de la partida. Foto: Web

Godoy Cruz de Mendoza recibirá a San Martín de San Juan el sábado venidero desde las 16:30 horas. En Condición de local, el Expreso tiene ventaja (nunca perdió) y el próximo partido requiere de una victoria.

En Primera División, estos conjuntos se han enfrentado un total de seis veces. Godoy Cruz se quedó con la victoria en tres ocasiones mientras que los sanjuaninos se alzaron con el triunfo sólo una vez. Las restantes dos veces fueron empates.

De esos seis juegos, el Tomba jugó exactamente la mitad en condición de local de los cuales empataron dos partidos y ganó sólo uno.

El primer partido de estos antecedentes se jugó el miércoles 26 de octubre del dos mil once. En aquel momento, por la fecha doce del Torneo Apertura, mendocinos y sanjuaninos repartieron los puntos y terminaron dos a dos.
El partido se desarrolló con la adrenalina que tiene este tipo de partidos, con un San Martín preso de la suma de puntos por su batalla contra el descenso, y con un Expreso alejado de los puestos de vanguardia que tenía como líder al Boca de Falcioni. Así todo, el reparto les sentó bien a ambos pero más al Santo quien no se quedó con las manos vacías.
El once inicial de Godoy Cruz fue Torrico; Russo, Sánchez, Sigali, Voboril; Damonte, Olmedo,  Rojas, Villar; Ramírez, Caruso. El adiestrador era Jorge Polilla Da Silva y los dos tantos del elenco menduco los marcó Rubén Tito Ramírez.

La única victoria en Primera División y en el Malvinas Argentinas fue durante la séptima fecha del Torneo Inicial 2012. Una linda tarde de sábado fue testigo de ese choque que, si bien volvió a enfrentar equipos con realidades muy diferentes, no estuvo lejos de la expectativa acaparada. Con un único gol (golazo de David Ramírez), el encuentro terminó con la victoria del elenco que dirigía Omar Andrés Asad (por segunda vez). El equipo local demostró gran poder ofensivo contra un dormido juego de San Martín que hizo pie en muy pocos pasajes del partido. La formación de aquel encuentro tuvo a Torrico al arco; Ceballos, Sánchez, Sigali e Insúa en el fondo; un mediocampo formado con Castellani, Olmedo, Castro y Ramírez y arriba a Castillón y Óbolo.

Finalmente, el último cotejo en el mundialista fue un empate uno a uno. Aquella vez, correspondiente a la primera fecha del certamen del año 2015, el Expreso se medía ante su clásico en el Malvinas una vez más y el esfuerzo hecho no alcanzó y se repartieron, otra vez, los porotos. En el inicio de aquel torneo de fútbol de Primera División, el conjunto al mando de Daniel Oldrá, iba a participar de un partido chato, sin un nivel alto de juego ya que recién empezaban ambos conjuntos a transitar el torneo. El gol mendocino la haría Leandro Fernández y de penal, para que el partido pase a la historia y quede guardado.

El sábado, se reeditará una vez más el partido esperado, ese que se busca apenas se conocen los fixtures de los torneos. Ojalá haya fútbol, goles, buen juego y sobre todo, victoria Bodeguera. Al fin y al cabo, la esperanza es lo último que se pierde.