TombAmérica

De ganar éste sábado, Godoy Cruz se codearía nuevamente con equipos internacionales en una Libertadores. Calzate los botines y mirá el historial Bodeguero en la cita continental más importante.

TombAmérica
El primer equipo mendocino en jugarla. Arriba: NicolásOlmedo, Sebastián Torrico, Roberto Russo, Nicolás Sánchez, Leandro Sigali y Diego Villar. Abajo: Rubén Ramírez, Pablo Miranda, Zelmar García, Carlos Sánchez y Ariel Rojas. Foto: Web.

El Tomba del Gallego Méndez disputará este sábado el último partido del primer semestre de este año. Es que, luego de caer en el clásico cuyano (capítulo ya cerrado y archivado), el Expreso tomará rumbo hacia la provincia de Córdoba y disputará un partido frente a Estudiantes de La Plata por una plaza en la Copa Libertadores del próximo año.

De obtener una victoria, el conjunto mendocino accedería automáticamente a la copa internacional y sería la tercera vez que la juegue. Además también jugó la copa Sudamericana en el año 2011 y 2014. En tanto la Libertadores la disputó sucesivamente en el 2011 y el 2012.

La historia se comenzaría escribiendo allá por fines del año 2010. El equipo que dirigía Omar Asad lograba una excelente campaña que lo depositó, primero en un histórico tercer puesto en la tabla del torneo doméstico y luego por primera vez en la historia del fútbol mendocino en una Copa Libertadores, copa que dirigiría Jorge Polilla Da Silva

Si se te pianta un lagrimón al recordar este mínimo paseo histórico, no estás mal. Aquella primera experiencia fue de lo más digna al punto de casi clasificar a la segunda ronda de no estar lejos por dos puntos (pasaron Liga de Quito -10 Pts.- y Peñarol de Uruguay -9 Pts.-). Godoy Cruz concluyó con siete unidades último, en un grupo que completaba Independiente de Avellaneda.

El primer encuentro fue uno de los días históricos del Expreso. Sudamérica comenzaba a leer y escuchar el nombre de Godoy Cruz y en la primera fecha recibía a la fuerte Liga Deportiva Universitaria de Quito, del reconocido entrenador Edgardo Bauza. Esa noche, la victoria fue mendocina con dos tantos contra uno y los once guerreros que lograron el primer triunfo en un terreno internacional fueron  Torrico; Russo, Sigali, Nico Sánchez, Zelmar García; Carlos Sánchez, Olmedo, Villar, Rojas; Miranda y Tito Ramírez. Los goles los marcó Carlos Sánchez y descontó Reasco.
Aquella victoria marcó el camino que siguió el Tomba con derrota frente a Peñarol en Mendoza por 3-1, luego victoria Expresa en Avellaneda frente a Independiente por un tres a uno con autoridad, y luego vinieron dos derrotas frente al Carbonero y a los ecuatorianos.
Godoy Cruz cerró así su primera copa internacional con seis partidos jugados, dos victorias, un empate y tres derrotas con un total de siete puntos conseguidos.

La segunda chance del Expreso de codearse con el fútbol de afuera se daría al año siguiente. También, después de una muy buena campaña, el Bodeguero entraba por la puerta grande a la Libertadores 2012 y lo hacía bajo el mando del ex arquero Nery Pumpido.

Formó parte del grupo ocho (igual que en la Libertadores 2011) junto a Universidad de Chile, Nacional de Medellín (que juega la copa actual) y nuevamente Peñarol de UruguayEl debut tan ansiado se daría el 16 de febrero de aquel año y en un Malvinas Argentinas remodelado para la Copa América y repleto de hinchas. Frente al Carbonero uruguayo el elenco mendocino obtendría la victoria por un tanto contra cero (Diego Villar). Aquel equipo formó con la misma defensa que hacía un año atrás: Torrico; Russo, Sigali, Nico Sánchez, Zelmar García; Villar, Olmedo, Lértora, Rojas; Castillón y Tito Ramírez.

La campaña en aquella copa iba a ser más negativa que el torneo anterior. Sólo iba a conseguir cinco puntos producto de una victoria, dos empates y tres derrotas. Quizás éstas últimas sean las más tristemente recordadas. Cayó en Chile por 5-1  y en Uruguay por 4-2 con Universidad y Peñarol respectivamente. Además empató un partidazo 4-4 en Mendoza frente a Atlético Nacional de Colombia.

Las puertas de un nuevo torneo internacional están a la vuelta de la esquina y abrirlas sería una excelente corona para un semestre que sin dudas, quedará plasmado en la retina de miles de hinchas bodegueros y que, sin llegar a la final, lograron ser uno de los equipos que mejor juego demostraron en el torneo que concluyó.