Perdió la chance

Godoy Cruz cayó por la mínima diferencia ante Estudiantes de La Plata en Córdoba y perdió la oportunidad clara de clasificar a la Copa Libertadores 2017.

Perdió la chance
Los 11 guerreros | Foto: Agustina Cruciani (VAVEL)

Por el pase a la Copa Libertadores 2017, Godoy Cruz viajó a Córdoba para jugar de local y recibir a Estudiantes de La Plata. En un encuentro distinto -a los que el Expreso está acostumbrado a jugar- perdió por un 1 a 0 con gol de Cavallaro a los 15 minutos de la primera etapa.

Sin Sebastián Méndez en el campo de juego -por la expulsión ante San Martín- y sin la dupla de Jaime Ayoví y Santiago Morro García, el Tomba salió a jugar en un Kempes con ambas hinchadas presentes. Desde Mendoza llegaron varios hinchas del Tomba que poblaron los alrededores del estadio cordobés y la tribuna sur.

Rodrigo Rey, Luciano Abecasis, Diego Viera, Danilo Ortíz, Lucas Ceballos, Fernando Zuqui, Fernando Godoy, Pol Fernández, Ángel González, Juanfi Garro y Facundo Silva fueron los 11 guerreros que salieron a jugar en el Estadio Kempes.

El primer tiempo fue difícil, el Expreso supo dominar los primeros minutos por abajo pero a los 16 minutos llegó la desconcentración: Juan Ignacio Cavallaro hizp un golazo y puso el 1 a 0 para Estudiantes. Festejó la parte norte del Mario Alberto Kempes.

Después del gol el Tomba bajó su rendimiento, supo jugar bien, pero errores propios de la defensa lo hacían mover más de una vez a Rodrigo Rey, quien supo ponerse la capa de héroe y salvar en más de una ocasión a su equipo.

El complemento se desayunó temprano con cambios en el Expreso, volvió después de ocho partidos sin jugar Gabriel Carabajal, con la casaca 27 ingresó en reemplazo de Facundo Silva y le dio otro sabor al partido.

Sin embargo, con el Mago Ramírez y Javier Correa en el campo de juego, el Expreso de Méndez no logró levantar el encuentro y cayó por la mínima diferencia en un partido de pocas emociones y chances claras.

Ahora, Godoy Cruz se volvió a casa con las manos vacías y queda a la espera de que Boca gane la Copa Libertadores, dejando así una plaza para un equipo argentino, y que ninguno gane la Sudamericana para poder entrar a repechaje y pelear por un lugar en el Torneo Internacional 2017.

Finalizado el partido, los jugadores se abrazaron y le regalaron sus camisetas a los hinchas, quienes corearon en el partido: "Donde jugues yo voy a estar" coreaban los miles de hinchas que viajaron desde Mendoza para seguir a su equipo a todas partes.