No hay dos sin tres

Godoy Cruz mantiene chances matemáticamente de entrar a la próxima Copa Sudamericana. Para eso tiene que darse tres series de resultados.

No hay dos sin tres
Abrazos a la ilusión para poder clasificar | Foto:Web

Hace dos semanas aproximadamente, el Tomba perdió una enorme chance luego de quedar eliminado en la Copa Argentina en manos de Rosario Central. En aquel partido iba ganando dos a cero y se lo dieron vuelta para quedar fuera de la competición, en caso de haber llegado a la final y medirse con River Plate se hubiera asegurado su participación en la próxima Copa Libertadores, esto se debe a que el Millonario ya se encuentra clasificado.

Pero eso no sería todo, en la Copa Argentina tiene que rezar el avance del elenco Canalla al encuentro clave para definir al campeón del certamen, eso le posibilitaría a los comandados por Paolo Montero acceder directamente y poder liberar un cupo sea el resultado que sea. Otro de los formatos para poder entrar a la Copa Sudamericana sería que Lanús grite campeón en la final de la Libertadores, siempre y cuando le gane el duelo a Gremio de Porto Alegre. En caso de quedarse con los compromisos, el Granate liberaría un cupo extra debido a que participaría para poder defender el titulo en la próxima edición.

Godoy Cruz prende una vela en caso de que Independiente de Avellaneda se adjudique la Copa Sudamericana. Se encuentra en instancias decisivas, clasificó recientemente a semifinales y se enfrentará con Libertad, viejo conocido del Expreso. Pero el Rojo no la tendrá nada fácil ya que en la otra llave se encuentra Flamengo y Junior. Por eso los dirigidos por Ariel Holan tienen la misión de triunfar para liberar el último puesto y accedería a la próxima edición de la competición. 

El Expreso empieza a rezar anticipadamente, la frase no hay dos sin tres es un resumen de las combinaciones que se necesita para volver a ser internacional. La última participación del Tomba fue en la edición del 2014, donde quedó eliminado en manos de River tras caer por uno a cero en la ida y dos a cero en la vuelta respectivamente para quedar en el camino.