El buen momento de Garro

El delantero canterano de Godoy Cruz está en un gran nivel individual y crece partido tras partido. En el triunfo contra Belgrano fue una de las figuras de la cancha y se retiró ovacionado del terreno de juego.

El buen momento de Garro
Garro festeja su conquista ante Libertad en la copa libertadores y gracias a ese gol el Tomba clasificó a octavos de final por primera vez. Foto: Diairo Uno

¡El fútbol siempre siempre te da revancha! sino que lo diga el protagonista de esta historia, Juan Fernando Garro y sus grandes actuaciones que están en boca de propios y extraños. Parece haber sido hace poco las críticas recibidas al oriundo de Tunuyán y no fue hace siete años, luego de su buen debút en el 2012 contra Newells el 8 de abril de ese año y de la mano de Nery Pumpido, nada menos que en su presentación en primera división convirtió el único gol de Godoy Cruz.

Su nivel fue decayendo con el correr de los juegos y por eso fue bajado a Reserva, pero en el 2015 en el torneo de transición fue nombrado Daniel Oldrá, para hacerse cargo del primer equipo superior y decidió darle más rodaje formando una veloz dupla con Leandro Fernández- el "tunuyanino" en aquella temporada convirtió siete goles en 22 partidos jugados-. El relevo de los delanteros era el experimentado Jaime Ayoví y a base de esfuerzo y sacrificio eran los goleadores del Expreso en aquella temporada irregular.

CON SU PRIMER DUPLA. Garro acompañado de Fernández, quien fue su primer compañero en ataque

Pero en Argentina y el mundo el fútbol es un deporte competitivo y todos quieren ganar sea como sea o se le exige más de la cuenta a los jugadores, por eso el "Juanfi" sufrió muchas críticas sobre él y su forma de jugar, hasta algunos querían un préstamo a otra institución en búsqueda de más minutos. La frase popular ¡cambia,todo cambia! es un resumen, el hincha lo empezó a mirar de otro punto de vista desde el día en que convirtió de cabeza ante el eterno rival, contra Independiente Rivadavia por la Copa Vendimia 2016, el equipo "suplente" presentado en aquella jornada por Sebastián Méndez.

BUEN TROFEO. Garro posa con el titulo de la Copa Vendimia 2016

Méndez decidió no dar continuidad y el goleador cambió el chip rápidamente con la llegada de Lucas Bernardi, quien lo colocaba en un puesto no natural suyo y era de mediocampista por la banda izquierda. Con el ex entrenador de Newells y con el correr de los encuentros fue ganando confianza a base de sacrificio, humildad y esfuerzo, en la Copa Libertadores del año pasado selló el empate, para la clasificación a octavos de final contra Libertad de Paraguay y también previamente había sido cuestionado por un gol errado ante Atlético Mineiro.

Garro es un jugador polifuncional y rinde en varios puestos por eso hoy Diego Dabove lo coloca de volante por izquierda con llegada al área rival o de extremo por afuera para explotar con su velocidad 4G caracterizada. Es uno de los más queridos dentro del plantel y con Lanús y recientemente ante Belgrano convirtió goles importantes para quedarse con el triunfo en ambas presentaciones, en el cotejo frente al Pirata se retiró muy ovacionado del recinto de juego y la gente le premió su gran esfuerzo realizado durante todos estos años.

DOS PELIGROSOS. Muchos goles en una foto, Garro y García abrazados al gol.

En su momento se corrió un rumor que el adiestrador argentino Jorge Sampaoli estaba observando al punta y quedó en la nada. Hoy con 25 años se asentó en la máxima categoría y es una de las figuras del conjunto de Dabove, por eso es un premio a nunca bajar los brazos o rendirse fácilmente. 

DEDICATORIA ESPECIAL. Garro y su festejo dedicado a su abuelo. Foto: Club Godoy Cruz