Huracán 1- San Lorenzo 1: el uno por uno del Globo

Una nueva edición del clásico de barrio más importante del mundo finalizó en empate. Los de Parque Patricios lo igualaron en la última jugada del partido y se llevaron un punto más que merecido. ¿La figura? El Rolfi Montenegro.

Huracán 1- San Lorenzo 1: el uno por uno del Globo
El chileno Díaz vuela, mientras Wanchope está por definir: delirio quemero. (Foto: Huracán)

Nuevamente, el plantel de Huracán salió a bancar una parada difícil y no se quedó con las manos vacías.

Aún golpeado por la tragedia en Venezuela y la derrota ante Atlético Nacional, el Globo recibía a su eterno rival, puntero de la Zona 1. A pesar del discutible arbitraje de Fernando Rapallinin, el Ciclón no pudo superar al conjunto de Eduardo Domíguez.

Belluschi puso en ventaja a los azulgranas. A los pocos minutos, Mario Risso vió la roja. Cuando el equipo estuvo un gol abajo en el marcador y un jugador menos en la cancha, apareció el fuego sagrado que tiene este grupo: en la última jugada del partido tuvo su premio con el gol de Ábila.

Marcos Díaz: 5

Partido raro para el Loco, porque si bien San Lorenzo manejó el balón, no tuvo muchas oportunidades de peligro. Tapó algunas claves en el inicio del complemento y no tuvo responsabilidad en el gol.

Carlos Araujo: 5

Sufrió al marcar a Blanco, pero con el correr de los minutos se fue acomodando. Fue el más criterioso de la defensa para manejar la pelota. Aprobó y promete darle pelea a San Román en la lucha por la titularidad.

Federico Mancinelli: 7

El Pelado es decisivo en este equipo y no puede faltar nunca. Cruces claves y una gran cantidad de pelotas recuperadas. Además, fue el primer pase en la salida; aunque no siempre decidió bien. Por lo que contagia y todo lo que significa, será una baja importante en el Centenario ante Peñarol.

Mario Risso: 3

El crédito ganado por su buen rendimiento ante los primos en el verano lo perdió en pocos partidos. El equipo extraña  horrores a Nervo, y es porque él no sabe reemplazarlo. Perdió insólitamente a Caruzzo en un córner que increíblemente malogró el central azulgrana; y se hizo expulsar cuando el equipo necesitaba de todos: la roja puede discutirse, pero no había necesidad de barrer de atrás al 9 rival en la mitad de la cancha.

Luciano Balbi: 5

Le tocó bailar con la más fea: Cerutti está imparable, en el mejor momento de su carrera. Aún así, el lateral perdió más de lo que ganó. Fue clave en la jugada del gol: no la reboleó, pensó y habilitó a Romero Gamarra. Por eso, un punto extra.

Matías Fritzler: 5

En el esquema que utiliza Domínguez, el doble 5 es fundamental. Pero el Polaco y Bogado todavía no se acoplan el uno al otro. Ahí es cuando el equipo sufre y se desordena. Fritzler entregó el sacrificio de siempre, acompañado por un alto porcentaje de imprecisión. Salió por una sobrecarga.

Mauro Bogado: 7

Enorme despliegue del surgido en AAAJ, aunque no siempre tomó la mejor opción con la pelota en los pies. Corrió por él y por varios más cuando el equipo fue por todo al ataque.

Debe intentar mejorar su promedio de tarjetas: lo amonestan la mayoría de los encuentros.

Cristian Espinoza: 5

Inició el partido como wing izquierdo: desaparecido como los últimos partidos, salvo una escapada. Cuando pasó a su lugar, se sintió más cómodo y llegó lo más peligroso del Globo en la primera etapa. El segundo tiempo no apareció, hasta que le bajó la pelota a Wanchope en su gol.

Mariano González: 5

De mayor a menor. De volante por izquierda, a jugar por derecha y finalizar como doble cinco. Debe confiar más en él y aligerar su juego para juntarse con Montenegro y Espinoza. Probó de afuera y casi moja.

Daniel Montenegro: 7

No puede ser cierto que esté cerca del retiro. Corrió como un pibe que recién empieza y las pidió todas cuando la pelota quemaba. Sin Toranzo, es el único encargado de generar fútbol y se nota que le falta companía. Se quedó con las ganas de marcar un gol.

Ramón Ábila: 6

Partido incómodo para Wanchope, tuvo que chocar todo el tiempo contra la buena dupla central cuerva. Parecía que no era su noche tras errar tres chances, pero en la última jugada estuvo donde tenía que estar: gol agónico y un amor que crece.

Alejandro Romero Gamarra: 6

Buen ingreso del Kaku, como hace mucho no ocurría. Ingresó e intentó asociarse con Montenegro, aunque no siempre estuvo del todo preciso. Tiró el centro que derivó en el gol de Wanchope. 

Huracán necesita que vuelva al nivel que supo tener: puede llegar a ser clave.

Tomás Molina: 5

Los debuts en Primera nunca son sencillos, pero... ¿peor que hacerlo con el resultado adverso ante el clásico rival en la cancha del club que defendés? Molina tuvo un par de cabezazos interesantes, pero no logró ingresar en el circuito de juego. Igualmente no perdió en su primer partido, y eso vale.