El Globo quiere prenderse

Los dirigidos por Domínguez sacaron adelante un partido complicado y lograron un gran triunfo en el siempre difícil José Dellagiovanna. Montenegro y González marcaron para Huracán, mientras que el Japo Rodríguez fue el autor del empate transitorio para Tigre.

El Globo quiere prenderse
El Globo sigue festejando. (Foto: Olé)
Tigre
1 2
Huracán
Tigre: García; Marín, Pittinari (Izaguirre, min.50), Erramuspe, Godoy; Cirigliano (Menossi, min.73), Piriz; Rincón, Wilchez (J.Rodríguez, min.19), Itabel; Janson
Huracán: Díaz; San Román, Mancinelli, Sosa (Araujo, min.20), Balbi; Bogado, Fritzler; Espinoza, Montenegro (Villarruel, min. 79), Romero Gamarra (M.Gonzalez, min.60); Ábila.
MARCADOR: 0-1, min 15, Montenegro (H); 1-1, min 24, J.Rodriguez (T); 1-2, min 70, M.Gonzalez (H)
ÁRBITRO: Pedro Argañaraz
INCIDENCIAS: Estadio José Dellagiovanna

El José Dellagiovanna es tierra fértil para el Globo. Allí, consiguió importantes victorias que lo encaminaron hacia distintos ojetivos.

Todavía hay gente que grita el gol de Úbeda en la B Nacional, allá por el 2007. Muchos recuerdan el del Maestrico González en el 2009, y otros la noche de Espinoza el año pasado, en lo que fue el inicio de la travesía quemera en la última Copa Sudamericana.

El partido de hoy había sido postergado por el accidente del Globo en Venezuela, porque los jugadores quemeros no estaban de ánimo ni en condiciones. Esta semana, en cambio, Huracán vivió una de las semanas más alegres de sus últimos años: Toranzo y Mendoza se reincorporaron a los entrenamientos.

Los dirigidos por Domínguez salieron con un ánimo especial al campo de juego, y se notó. A los 15 minutos, Daniel Montenegro marcó un verdadero golazo para poner en ventaja a los de Parque Patricios. Pero el jolgorio duró poco.

En la previa del partido, Mario Risso quedó descartado por una molestia. Por eso, Luca Sosa fue titular,  y Domínguez se quedó sin alternativas centrales en el banco. A los 19, un golpe sacó al zurdo de la cancha y el entrenador del Globo debió resolver: Carlos Araujo debió ingresar como zaguero. Camoranesi también sufrió por lesiones: Pittinari y Wilchez debieron dejar la cancha mucho antes de tiempo. 

Huracán no supo aguantar la ventaja, y sólo 8 minutos después del gol del Rolfi, el Japo Rodríguez marcó la igualdad para el local. De allí en más, el partido se trabó. Ninguno de los dos logró superponerse al rival, y las imprecisiones fueron una constante al igual que los offside de Ábila. Para colmo, el pésimo arbitraje de Argañaraz dificultó aún más el juego.

En la segunda etapa, el Globo creció. Espinoza avisó con un par de desbordes y el mediocampo se asentó, sobre todo a partir del gran trabajo de Fritzler en la recuperación. Mientras tanto, el Matador buscaba reiteradamente al interesantísimo Janson.

Faltando 20 para el final, la joya quemera desbordó y envió un centro para Ábila. Wanchope se quedó con la pelota luego de un grosero error de Izaguirre, y se la cedió a Mariano Gonzalez, quien sólo debió empujarla al arco de Javier García.

Otra vez en ventaja en el marcador, Domínguez no quiso repetir ningún error. Puso a Villarruel para cerrar el partido y lo logró, porque más allá de alguna aproximación, Tigre no logró generar peligro. Fue final y un nuevo triunfo para el Globo, segundo consecutivo como visitante, tras 2015 días sin ganar en esa condición.

La victoria de hoy, también será un envión para este sorprendente Huracán. ¿Será para escapar del descenso o se animarán a algo más?