Resumen Huracán VAVEL: Luciano Balbi

El lateral izquierdo tuvo un semestre con altibajos. Sin tener un mal rendimiento, fue el peor de la defensa del Globo: por su franja, se generó lo más peligroso de los ataques rivales.

Resumen Huracán VAVEL: Luciano Balbi
Balbi puede rendir más (Foto: Huracán Oficial)

Juan Manuel Díaz llegó a principio de temporada para pelearle el puesto. Pero inexplicablemente para todos (aunque podría ser considerado ‘normal’ en el extraño mundo quemero), rescindió contrato una semana después de la rúbrica por ‘problemas personales’.

Domínguez decidió que no llegue otro jugador y Luciano Balbi se ganó la titularidad absoluta en su puesto, sin ningún competidor directo para ocupar esa banda. Quizás eso le jugó en contra al lateral izquierdo.

No fue un mal semestre el realizado por Balbi, pero tampoco fue el mejor. No es casualidad que una gran cantidad de equipos eligieran atacar por su sector, y por eso no debe extrañar que el mayor caudal de peligro generado por los rivales llegara por esa franja.

Aún así, Luciano redondeó un correcto semestre; pero por debajo de la versión que mostró en el 2015.

Uno de los que llegó a ‘disputarle’ el puesto fue el central Luca Sosa: sólo una vez se paró de lateral izquierdo (ante Sporting Cristal en Lima), pero sufrió tanto el partido que nunca más volvió a jugar.
Por eso, cuando Lucho se ausentó por fiebre ante Unión, Domínguez prefirió por hacer debutar a Muller.

Balbi terminó el Torneo de Transición 2016 con 1260 minutos en 14 partidos jugados, en los que nunca fue reemplazado. En la última presentación llegó a la quinta amarilla y se perderá el primer duelo de la próxima temporada.

El ex Grana, al igual que el resto de la defensa quemera, no marcó ningún gol en el certamen local. Aunque sí se puede jactar de dar una asistencia: le cedió la pelota a Mariano González, antes de que este convirtiera en el 4 a 2 frente a Temperley.

¿Cómo sigue?

Tras varias idas y vueltas, Balbi renovó contrato con el Globo antes del inicio del último semestre. Por eso, tiene contrato vigente y seguirá en la institución.

La duda pasa por saber si para la próxima temporada, tanto Domínguez como los dirigentes buscarán una alternativa que le pelee el puesto al lateral izquierdo.