Por el tiro del final

En la última jugada, Martín Nervo igualó el partido entre el Globo y el Matador. Luna había puesto en ventaja al local, que mereció más. Ambos conjuntos siguen sin ganar en el campeonato.

Por el tiro del final
Tigre
1 1
Huracán

Huracán igualó 1 a 1 como visitante ante Tigre por la tercera fecha del Torneo de Primera División. Carlos Luna puso en ventaja al local, pero Martín Nervo lo empató sobre el final del partido.

Primera etapa

El primer tiempo de los dirigidos por Eduardo Domínguez fue muy flojo. Se vio ampliamente superado por Tigre. El local tenía la pelota y llegaba con peligro al área defendida por Marcos Díaz que en más de una ocasión salvó la caída de su arco.

Ya a los 2 minutos de juego Huracán tuvo la primera en contra. Martín Nervo calculó mal para despejar un pelotazo desde la mitad de la cancha sin mucho peligro. Sebastián Rincón quedó solo de cara al arco y su remate dio en el palo.

El Globo no podía generar juego. Los hombres encargados de hacer jugar a sus compañeros, Daniel Montenegro y Patricio Toranzo, estaban inconexos e imprecisos. El equipo no podía pasar la mitad de la cancha y Diego Mendoza intentaba mostrarse con buenos movimientos, pero estaba muy solo en el ataque.

A los 42 minutos, Mariano Echeverría bajó un centro desde el córner a Carlos Luna quien definió al segundo palo y sentenció el primero del partido.

Complemento

Durante los primeros minutos de la segunda parte, el partido estaba parejo. Huracán buscaba el empate, pero no era claro y seguía teniendo los mismos problemas que en los primeros 45 minutos. Mientras que Tigre aprovechaba alguna contra o error del medio campo quemero.

Las situaciones de gol eran escasas, ninguno de los dos equipos podía llegar con profundidad al área contraria. Montenegro fue el mejor jugador del Globo en el complemento, mejoró su nivel y era quien comandaba las jugadas del equipo. En cambio, Toranzo siguió con una mala tarde noche y no acertaba los pases.

Se habían cumplido los 45 minutos y Abal agregó tres minutos. Huracán iba sin ideas contra el arco de Nelson Ibáñez y parecía que Tigre se iba a llevar la victoria. Pero en el último minuto Martín Nervo encontró la pelota en el área y no perdonó. Decretó un empate agónico que seguramente no merecía, pero sirve para sumar.

Los goles