El Globo es de primera

Huracán empató 0 a 0 con Belgrano en el Tomás Adolfo Ducó y logró la permanencia. Igualmente la gente silbó a los jugadores al final del partido.

El Globo es de primera
Briasco lucha por la pelota ante Lértora. / Foto: Mundo D
Huracán
0 0
Belgrano

Huracán empató con Belgrano 0 a 0 en el Tomás Adolfo Ducó por la fecha 30 del torneo de Primera División.

Desde el inicio, el Globo intentó manejar la pelota y llevar al Pirata Córdobes a su campo, pero estaba apurado y cometía errores. En cambio, la visita apostó a salir rápido apenas recuperaba el balón.

El primer disparo al arco fue un remate aislado de Lucas Villalba desde afuera del área, pero se fue muy ancho. A los 13 minutos, Alejandro Romero Gamarra metió un muy buen pase filtrado para Mariano González que pateó de primera por arriba del travesaño.

Pocos minutos después, Norberto Briasco ensayó una buena jugada dentro del área, dio el pase atrás buscando a Romero Gamarra, pero llegó un defensor para cerrar con lo justo.

Hasta ese momento Huracán era más empuje que fútbol. Era claramente superior a su rival, pero no tenía muchas ideas en los últimos metros del campo.

A los 26, González recuperó en la mitad de cancha, vio adelantado a Lucas Acosta y pateó desde allí. La pelota se fue apenas alta.

Pasados los 30, llegaron las más claras para el Globo. La primera fue después de una contra comandada por Romero Gamarra que habilitó a Ignacio Pussetto, quien remató al primer palo, Acosta tapó y Guillermo Farré la mandó al córner. En la ejecución del mismo, otra vez el ex Atlético Rafaela llegó solo para disparar, pero nuevamente el arquero del conjunto cordobés respondió bien y evitó la caída de su arco.

Con el correr del tiempo Huracán perdió claridad y empezó ir más al choque, por una cuestión de apuro, nerviosismo y la impaciencia de la gente. En un lapso de cinco minutos Mauro Bogado corrió riesgo de ser expulsado por una sucesión de faltas (había sido previamente amonestado por un cruce con Leandro Quiroga).

Los equipos se fueron al vestuario igualando en el marcador. Los dirigidos por Juan Manuel Azconzábal no supieron aprovechar la inferioridad de su rival y las situaciones de gol que tuvieron.

Al segundo tiempo lo empezó mejor Belgrano, tuvo un poco más la pelota y se plantó en el campo de Huracán. Tuvo la primera oportunidad para abrir el marcador fue a los 3 minutos luego de córner con mucho peligro que Marcos Díaz salvó.

Pero rápidamente el Globo inclinó nuevamente la cancha de la mano de González y Romero Gamarra. Igualmente era pura indecisión y apuro como en la primera parte. Los arrebatos individuales predominaron cuando el equipo tenía que abastecer a Briasco que se la estaba rebuscando para que la pelota le llegue.

El partido entró en una meseta en la cual ninguno de los dos llegó con claridad a las áreas defendidas por Díaz y Acosta. La más clara del conjunto de Parque Patricios fue recién a los 32 luego de un remate de Romero Gamarra desde lejos que rebotó en Farré y se fue cerca del palo.

Huracán se salvó de jugar un desempate por no descender en la última fecha dejando una imagen pálida. Además, terminó el torneo con un empate que reflejó el mayor problema del equipo durante todo el transcurso del mismo: la falta de definición de las situaciones de gol.