El clásico fue para el Globo

En el Estadio José María Minella, Huracán le ganó por 2-0 a San Lorenzo con goles de Martín Nervo y Mauro Bogado de penal y se quedó con el clásico de verano.

El clásico fue para el Globo
Bogado aumentó la diferencia desde los doce pasos | Foto: NA

Huracán y San Lorenzo tuvieron su primer clásico en el 2018 y se enfrentaron en esta oportunidad en Mar del Plata. Con los goles de Martín Nervo y Mauro Bogado de penal, el equipo de Gustavo Alfaro fue quien salió vencedor en esta ocasión, y venció por 2-0 a un Ciclón que presentó un equipo alternativo.

Si bien, el conjunto de Claudio Biaggio no tuvo a sus figuras en la cancha aportó experiencia con las presencias de Leandro Romagnoli y Sebastián Torrico. En los primeros minutos, San Lorenzo tenía la misión de jugar en el campo rival y apoyándose en la figura del Pipi.

La primera parte aportó mucha dinámica con un ida y vuelta constante que fue propuesto por ambos equipos. Por el lado del Ciclón, atacaba muy rápido con la velocidad de sus volantes y realizando una presión alta lo que provocó el retroceso del rival. Mientras que en el Globo, utilizó el pelotazo para salir de alguna situación pero que de a poco manejaba la posesión del partido.

Huracán no podía conectar con Fernando Coniglio quien era la referencia en el área. Todas las intenciones que mostraba el conjunto de Parque Patricios terminaban en un centro que buscaba al delantero pero siempre finalizaba con el mismo destino: a las manos de Torrico.

En el último tramo del primer tiempo, un golpe entre Alexis Castro y Marcos Díaz interrumpió el partido. Y minutos más tarde todo derivó en la salida del arquero debido al estado en el que se encontraba. Manuel García fue quien lo reemplazó y al minuto de su ingreso, impidió el primer grito de la noche. El propio Castro exigió al arquero con un remate cruzado pero este respondió de gran manera. 

Seguido a esto, para aportarle más dinámica al encuentro, Huracán contestó con otra chance. Ricardo Noir avanzó por la izquierda, lanzó un centro que derivó en un error de la defensa, e Ignacio Pussetto tuvo una chance increíble en el área pero su remate se fue por arriba.

En la segunda parte, el Globo comenzó con el manejo de la pelota y tuvo algunas ocasiones como el remate de Bogado en los primeros minutos. Si bien, acechaba por momentos, las intenciones dieron sus frutos mediante la pelota parada. En un tiro de esquina, Martín Nervo dejó en el camino a Fabricio Coloccini y apareció en el área para marcar de cabeza el primer gol de la noche.

Sin embargo, no quedaría todo ahí ya que cinco minutos más tarde, Huracán que tenía la pelota y manejaba con tranquilidad pudo aumentar la ventaja en el marcador. Dentro del área, Marcos Senesi le cometió la falta a Pussetto y Bogado lo cambió por gol desde los doce pasos. 

Las chances para descontar aparecieron para un San Lorenzo que aumentó de a poco en la posesión pero que el propio nerviosismo y la necesidad de anotar no ayudaron. Todo lo contrario para el Globo que retrocedió algunos metros, jugó con la impaciencia de su rival y estuvo al acecho a la espera del contragolpe.

Luego, el partido no se modificó más allá de alguna situación. Huracán pudo controlar el encuentro con la ventaja de dos goles y el Ciclón no hizo el suficiente esfuerzo para revertirlo. Gran triunfo para el equipo de Gustavo Alfaro que aprobó otro examen y que ya piensa en la reanudación de la Superliga.