No levanta

Huracán perdió 3 a 2 con Rosario Central en el Tomás Adolfo Ducó por la fecha 15 de la Superliga. Zampedri, Herrera y Pereyra marcaron para la visita y Damonte hizo los dos del Globo.

No levanta
Fernando Coniglio erró un penal. | Foto: ESPN

En el cierre de la fecha, Huracán perdió por 3 a 2 ante Rosario Central en el Tomás Adolfo Ducó por la fecha 15 de la Superliga. Fernando Zampedri, Germán Herrera y Joaquín Pereyra marcaron para la visita, mientras que Israel Damonte hizo los dos del Globo.

Apenas en el comienzo del encuentro, Fernando Zampedri probó desde afuera del área, pero la pelota se fue por arriba del travesaño.

La visita había empezado mejor que el Globo, se acomodó en la cancha más rápido y tenía la posesión del balón. Hasta que a los 9 minutos, Federico Carrizo tiró el centro al segundo palo para Zampedri que le ganó el duelo aéreo a Martín Nervo y puso el 1 a 0 para el Canalla.

De a poco, Huracán quería tomar más protagonismo en el partido, pero lo hacía con más empuje que fútbol. Un minuto después del gol de Central, Patricio Toranzo metió la pelota en el área e Israel Damonte se anticipó en el primer palo, pero su cabezazo se fue apenas afuera.

Todas las opciones en ataque que tenían los dirigidos por Gustavo Alfaro eran mediante pelotas paradas o centros. A los 17, tras un córner, Lucas Villalba volvió a meter el balón en el área y otra vez Damonte ganó arriba, pero no pudo conectar con firmeza y se perdió por el fondo de la cancha.

Huracán no encontraba los caminos, no había juego colectivo y tampoco aparecían las individualidades como Toranzo o Ignacio Pussetto. A los 30 minutos, el Pato buscó a Andrés Chávez que se filtraba entre los centrales, el ex Boca hizo el gol, pero se lo anularon por estar en posición adelantada.

En el final del primer tiempo, la pelota quedó boyando en el área y Nervo quedó de cara al gol, pero Jeremías Ledesma lo atoró bien y evitó la caída de su arco. De esa jugada salió la contra para Central que terminó en gol de Germán Herrera que puso el 2 a 0.

Para el inicio del complemento, Alfaro movió el banco y mandó a la cancha a Fernando Coniglio en lugar de Toranzo que no había estado fino con la pelota y no aportó lo que necesita el equipo. Con el ex jugador de Olimpo, el entrenador buscaba mayor peso en el ataque, pero sin nadie que organice el juego sería difícil generar ocasiones de gol.

Es por eso que antes de los 15 minutos, realizó la segunda variante y Daniel Montenegro ingresó por Ricardo Noir que casi no participó en el juego y se retiró del campo entre silbidos de los hinchas quemeros.

Sobre los 17 minutos, Chávez habilitó a Pussetto que quedó mano a mano con Ledesma, pero el arquero salió bien y evitó el descuento del Globo. Un minuto después, el ex jugador de Rafaela hizo una gran jugada y metió el pase al medio para Damonte que llegó solo y puso el 2 a 1.

A los 26, Ledesma salió mal a cortar un centro y la pelota le quedó a Damonte que definió por arriba y Mauricio Martínez salvó en la línea, pero con la mano y el árbitro cobró penal y expulsó al defensor. Coniglio se hizo cargo de la ejecución, pero lo tiró por arriba del travesaño.

Con un jugador más, Huracán avanzó creció en el campo y mejoró un poco en el juego gracias al aporte de Montenegro. A los 37, el Rolfi quedó de frente al arco para poner el empate, pero no pateó bien y la pelota dio en un defensor rival.

A los 42, Joaquín Pereyra con un poco de suerte puso el 3 a 1 después de una contra y sentenciaba el partido. Tres minutos después, Damonte capturó un rebote en el área y marcó para descontar nuevamente, pero no alcanzó.

Huracán volvió a perder y aunque al final del encuentro quedó la sensación de que mereció un poco más, no fue buena la actuación del conjunto quemero. Un flojo primer tiempo en el cual se fue al vestuario perdiendo 2 a 0 y una segunda parte que con el ingreso del Rolfi hizo el Globo juegue un poco mejor. Preocupa la falta de solidez defensiva que había en la primera rueda.

La próxima fecha visitará a Arsenal el domingo a las 17. Damonte no podrá estar presente porque llegó a la quinta amarilla.